Brotes blanquiverdes

A las 21.00 horas menos 1 minuto estábamos a tres puntos del descenso. Dos horas después, a tres del líder. Y todo ello pasado el ecuador de la competición. Año no apto para equipos sin carácter. Justo es decirlo, el Córdoba parece ir encontrándolo a fuerza de buscarlo. Con la igualdad existente, y el nivel medio-bajo imperante en la categoría, lo mental (y por ello intangible) va a resultar fundamental en el destino de cada equipo. El que antes baje los brazos se juega un descenso casi seguro. El ascenso, sin embargo, requerirá más y más desgaste. Convencimiento.

Afortunadamente, y por todas esas razones, la temporada está dando mil y una oportunidades a los tenaces. Y a fuerza de repetir nuestro objetivo parece que nadie duda de cuál es el lugar al que realmente queremos aspirar. Por eso, partidos como el de ayer después del fallido ensayo de Mallorca, demuestran que el camino más fácil para estar arriba es puntuar cada semana, y no sólo cada dos. Y que para ganar fuera, la forma más directa es querer hacerlo desde el primer minuto. Y que querer ganar es tratar de manejar la pelota mejor que el rival, intentar llegar arriba...Todas esas cosas que desprecian los tacticistas y resultadistas que piensan que para garantizar puntos hay que renunciar al juego.

Los brotes blanquiverdes llegaron de la mano de Abel Gómez, a quien ya me había cansado de esperar. El día que no tiene a Caballero, hace su mejor partido. ¿Flor de un día? ¿O al sentirse liberado por la presencia de Fran Cruz ha desplegado su juego? No parece muy cómodo el mayor de los Cruz en el pivote, pero tampoco se le vieron errores de bulto. Y Pelayo apunta más solidez en la media punta. También hay brotes en el lateral derecho, quizá porque de Campabadal no esperábamos casi nada. Sin hacer alardes, su participación va in crescendo, para desesperación del comentarista de Teledeporte, que no consiguió pronunciarlo bien más que en un par de ocasiones de las veinte o treinta en que lo intentó. Saizar recuperó sensaciones, Xisco no pidió el cambio en el minuto 60 y Nieto, mientras tuvo gasolina, mostró maneras que pueden hacer que resulte difícil a Pedro recuperar el puesto.

Bienvenidos al presente continuo. El que se prorroga cada jornada. Esto va a ser largo, el próximo rival es el Depor y es justa esta tregua de prudente optimismo.

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2014 - 07:00 h