El Señor de la Caridad, retirado del culto para ser restaurado

El Crucificado abandonó este lunes San Francisco para ser trasladado a los talleres de Regespa, donde tendrá lugar el arreglo de daños y de la policromía de la imagen

Es una de las labores que en ese sentido se desarrollarán en los próximos meses en las cofradías cordobesas. Se trata de la restauración del Señor de la Caridad, la cual decidió tiempo atrás su hermandad. La intervención está a punto de comenzar, motivo por el cual la venerada imagen abandonó este lunes su capilla en la iglesia de San Francisco y San Eulogio. No en vano, el Crucificado fue retirado al culto para ser trasladado a los talleres de Regespa. La empresa, que entre otras rehabilitaciones en los últimos años llevó a cabo las de las peanas de Nuestra Señora de las Angustias y de Nuestra Señora de los Dolores, será la encargada de realizar el trabajo previsto por la corporación del Jueves Santo.

Corresponderá a Rosa Cabello y Enrique Ortega la restauración de la venerada talla del Señor de la Caridad. Una labor que consistirá en el arreglo de daños de la imagen, así como de la policromía, tal y como señaló este lunes en un comunicado la corporación radicada en San Francisco y San Eulogio. Será ésta la quinta intervención a la que se someta el Crucificado después de su hechura allá por el siglo XVI. Las dos primeras tuvieron lugar en las centurias del XVII y del XVIII, mientras que en el XX se realizaron otras dos. Éstas fueron las efectuadas por Rafael Díaz Peno en 1939 y por Miguel Arjona en 1982. Precisamente, este último no modificó demasiado la policromía de la talla, que mantiene en un alto grado la original.

Así las cosas, en los talleres Regespa procederán a lo largo de los próximos meses a la restauración del Señor de la Caridad. En ese período, la Dolorosa atribuida a José de Mora que acompaña al Crucificado cada Jueves Santo permanecerá en la capilla junto a la Cruz de Guía de la hermandad, según expuso ésta en su nota. En cuanto a la restauración, la corporación radicada en San Francisco y San Eulogio inició unas semanas atrás una campaña de donativos para costear las labores a desarrollar. Respecto de esa opción, existen dos vías: una es el ingreso en un número de cuenta dispuesto por la cofradía por este motivo y otra de manera presencial en la sede de la Caridad, en el Compás de San Francisco (número 4), de 20:30 a 22:30 todos los jueves.

Etiquetas
Publicado el
12 de abril de 2016 - 15:43 h