Rumbo a Chiclana de Segura

La hermandad de la Virgen de Nazaret peregrinará el sábado, desde Montizón, a la localidad jiennense para participar, un año más, en la popular romería de la ‘Carrasca’, en honor a la imagen

Mayo, además de a golpe de flor, comienza con una importante e intensa actividad cofrade. Una actividad que es incesante a lo largo de estos días, después de que el pasado domingo la hermandad de Nuestra Señora de la Cabeza abriera el mes de la Virgen con su procesión, que este año tuvo paso por la Mezquita-Catedral con motivo del Año Jubilar de la Misericordia. Cultos que distintas corporaciones celebrarán en honor a sus titulares se encuentran también en una agenda marcada por citas como el inicio del camino hasta Almonte de la filial del Rocío o la romería de Linares. En ese sentido, el sábado tendrá lugar la peregrinación de la cofradía de la Virgen de Nazaret a Chiclana de Segura (Jaén) para participar del día grande en torno a la imagen de dicha advocación junto a la hermandad matriz en la tradicional y popular romería de la Carrasca.

En San Antonio de Padua cuentan las horas para que dé comienzo su trayecto hasta tierras jiennenses. Todo está dispuesto de cara al sábado, día en el que los miembros de la corporación filial de Córdoba, radicada en la parroquia del Zumbacón, pongan rumbo a Chiclana de Segura. Los hermanos acudirán en primer lugar en autobús a Montizón, vecina localidad de Chiclana de Segura. Será en este punto, tras dedicar una Salve a la Inmaculada Concepción en la parroquia erigida bajo dicha advocación y recibir la bendición del sacerdote del templo, desde donde inicien su peregrinación hasta el Santuario de Nuestra Señora de Nazaret, en el paraje conocido popularmente como la Carrasca. El camino llevará a los cofrades cordobeses a recorrer un magnífico entorno natural, atravesando la finca Chaparrales.

La llegada a la Carrasca tendrá lugar a media tarde del sábado, momento en el que Nuestra Señora de Nazaret aún se encontrará en la parroquia de San Pedro Apóstol. En el Santuario, los hermanos de la filial cordobesa rezarán la Salve y aguardarán al día grande en torno a la Virgen. Éste será el domingo, que comenzará a las ocho de la mañana con la reunión con aquellos romeros que realicen el viaje en vehículo para cantar la Salve en el interior del templo en la localidad de Chiclana de Segura. Tras este instante, la imagen de la Virgen de Nazaret será portada hasta su ermita. El recorrido desde el municipio consta de algo más de tres kilómetros y la llegada está prevista para las once, aproximadamente.

Con Nuestra Señora de Nazaret ya en la Carrasca, tendrá lugar la celebración litúrgica y después comenzará la festividad en el paraje. A lo largo de la tarde, la hermandad de Córdoba dispondrá de turnos de vela para acompañar a la imagen, que regresará a la parroquia de San Pedro Apóstol bien avanzada la tarde, en torno a las ocho. Tras su retorno a la localidad de Chiclana de Segura, los cofrades cordobeses iniciarán el viaje de vuelta en autobús. Entonces, habrán culminado un año más su compromiso devocional con la Virgen de Nazaret, en cuyo honor celebró su triduo la corporación en la parroquia de San Antonio de Padua, donde se encuentra la talla a la que rinde culto, obra anónima del período comprendido entre los siglos XVII y XVIII.

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2016 - 14:32 h
stats