La incontenible devoción de San Lorenzo

La lluvia impide que las hermandades de la iglesia fernandina celebren su procesión con motivo del Año Jubilar de la Misericordia | Una multitud de fieles se da cita en el templo en una noche de oración y recogimiento

A las ocho de la tarde el manto es más oscuro de lo que debiera en estas fechas. Aún resta para que caiga la noche, pero el cielo parece instalado ya en ella. Llueve. De manera intensa además. La incertidumbre que existiera los primeros días de la pasada Semana Santa continúa presente en el inicio del tiempo de Gloria. Mirada alzada y deseo profundo de quien camina hacia el templo del bello rosetón. En su interior, tiene lugar la misa correspondiente a esa hora. Quizá son más los que imaginan entonces que el barrio no vivirá la jornada extraordinaria que espera de unos meses a este día. Finalmente sucede y lo extraordinario se convierte en realidad sincera. "Jesús: el rostro de la Misericordia del Padre". La Real Parroquia de San Lorenzo Mártir se llena de devoción y sentimiento, de una feligresía y de una ciudad. Córdoba reza en la iglesia fernandina con motivo del Año Jubilar de la Misericordia. Es lo que la lluvia no puede vencer. Por más que así lo quiera, no lo consigue.

La lluvia. Una vez más. Otra. No son pocas las veces que irrumpió, como el invitado al que nadie espera, en los planes de los cofrades cordobeses. Pero en tantas ocasiones como lo hizo siempre terminó derrotada. La Fe, como las emociones, es más fuerte. El interior de San Lorenzo, con la imagen del Mártir en un importante plano dentro de la iglesia, recogió este sábado la oración de una multitud. El templo estuvo repleto casi desde primera hora, con la misa de las ocho de la tarde, y cada vez más con el paso del tiempo. A las nueve de la noche, cuando ésta todavía no había llegado totalmente, eran centenares los fieles que aguardaban la decisión. La lluvia entonces continuaba de manera intermitente. Y no quedaba otra que mantener la expectación durante unos minutos más. Treinta, si bien no fueron tantos. Las imágenes de Jesús de los Reyes Entrada Triunfal-, de Jesús del Calvario -Calvario-, del Cristo del Remedio de Ánimas -Ánimas-, de Jesús de la Humildad (conocido popularmente como Penitas) y de la Virgen de Villaviciosa -Villaviciosa- seguían dispuestas en sus parihuelas.

Este sábado, 16 de abril, estaba marcado en el calendario como una jornada distinta, de gran significado. "Es un acontecimiento único en este año y creo que en la historia de la parroquia", aseguraba a El Cirineo de Córdoba horas antes el párroco de San Lorenzo, Rafael Rabasco. La salida extraordinaria con motivo del Año Jubilar de la Misericordia finalmente no pudo efectuarse, pero la lluvia no impidió que la oración y el recogimiento sobresalieran. Lo hicieron en un templo en el que apenas existía rincón por ocupar. El rezo se desarrolló en el interior de la iglesia fernandina, con presencia también de los más pequeños y de las obras de Misericordia, que se vieron reflejadas en el acto litúrgico que tuvo lugar una vez fue suspendida la procesión. Al final, resultó incontenible la emoción en una cita que, a pesar de la lluvia, fue realmente especial.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2016 - 03:46 h