Más sobre los Patios

"Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire"… "Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico".

 Julio Cortázar

Vaya por delante que yo también estaba deseando que la Unesco declarase la Fiesta de los Patios de Córdoba Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Vaya también por delante que lo he celebrado, y anunciado con alegría a amigos y conocidos que no estaban pendientes de lo que pudiera pasar esta semana al respecto. Es una buena noticia que se reconozca y se premie algo tan original, tan nuestro, que ha pervivido y resiste a pesar de los cambios en los modos de vida.

Hace poco más de una año, el día 29 de octubre de 2011, participé en las IV Jornadas Municipales sobre los Patios de Córdoba, organizadas por la Asociación de Patios Cordobeses Claveles y Gitanillas. Querían que alguien les hablase sobre pautas para el turismo sostenible, y me tocó a mi. Dos días antes la Unesco había emitido un informe  técnico desfavorable a que el festival de los Patios fuera incluido en la lista del Patrimonio Inmaterial.

El contexto no era muy oportuno para lo que yo tenía que contar, pero pensé que debía hacerlo. Lo hice, y se ve que llegó a los oídos del Sr. Nieto, alcalde de nuestra ciudad, una versión reducida, y seguramente algo adulterada de lo que había dicho. Y me mandó callar. Vino a decir que antes de hacer las declaraciones que yo había hecho era mejor estar callado.

Supongo que este mandato capitular sobre mi silencio estaba más relacionado con el momento en que aquello sucedió que con lo que yo había contado en mi intervención. Estoy convencido de que el Sr. Nieto realmente podría estar de acuerdo con muchas de las cosas que allí conté, que fue, más o menos, lo que  ahora resumo.

Las pautas para el turismo sostenible señalan la escala local como la más adecuada para la planificación y gestión turística. En este nivel los diagnósticos pueden ser más precisos, y la participación de la población local y los agentes implicados es más fácil de lograr. Supone una gran oportunidad y responsabilidad para los ayuntamientos, que deben velar por que se gestionen los recursos de manera que las necesidades económicas, sociales y estéticas puedan ser satisfechas mientras se mantiene la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas de vida. Es un modelo diseñado para mejorar la calidad de vida de la población local (la gente que trabaja y vive en el destino turístico), proveer la mayor calidad de la experiencia para el visitante y mantener la calidad del medio ambiente del que dependen tanto la población local como los visitantes. Todo ello mientras se busca la consecución de los mayores niveles de rentabilidad económica de la actividad turística para los residentes locales y se intenta asegurar la obtención de beneficios por parte de los empresarios del sector. Que se trata de algo muy complejo está muy claro, soy consciente de ello. Hay que combinar la protección de los recursos con la implicación y bienestar de la población y la rentabilidad económica. Cualquier otra modelo, o proceso, es lo que sea, pero no se puede definir como sostenible.

El uso de los espacios, en este caso el uso turístico, no puede modificar las condiciones de los mismos alterándolos de manera que se vacíen de sus esencias originales, sino que debe garantizar su permanencia y la de sus valores. Estoy convencido de que de no situarse el uso de los Patios como atractivo turístico dentro de los parámetros de la sostenibilidad, el riesgo que se corre es grande. La masificación y la banalización de lo que realmente son y significan, son amenazas que deberían estar controladas ya, y no lo están. Que los beneficios económicos que se generan como consecuencia de la llegada de los viajeros y visitantes que atraen no revierta en cierta medida en los mismos es otra amenaza seria, ya que es un desincentivo tremendo para quienes realmente sostienen el recurso, que son los propietarios y personas que viven en los mismos.

Sigo pensando que de no cambiar la forma en la que se ha venido gestionando hasta ahora, probablemente dentro de algún tiempo los patios seguirán existiendo, las personas que viven en esos espacios maravillosos, seguirán allí, pero la Fiesta que los ha hecho famosos a nivel mundial, ya no será posible. Todo lo más podrá quedar algún escenario,un museo, algo artificial, donde los turistas y visitantes puedan imaginarse la forma de vida que en el original, que no podrán ya ver, tenía lugar.

Me ha parecido muy oportuno que ahora el Sr. Nieto, nuestro alcalde, haya dicho que hay que profesionalizar esta fiesta que ha funcionado un poco a su albur, que hay que trabajar unidos, que lo que interesa no es incrementar la cantidad de visitantes, sino la calidad de las visitas, que debe rehacerse el formato de gestión y que hay apoyar a los propietarios. Ahora hay que trabajar para que sigan siendo lo que han dicho que son: Patrimonio Inmaterial de la Humanidad; con las palabras de Cortázar, "ahora hay que darles cuerda todos los días".  Ahora toca trabajar duro, en un contexto difícil, con pocos recursos, y con muchos intereses por medio. Estamos de acuerdo.

Etiquetas
Publicado el
9 de diciembre de 2012 - 07:00 h
stats