Tarjetas: uso y disfrute

(Interior noche; cuarto de baño de ese bar; contrapicado cenital)

-Saca la tarjeta.

-¿Cuál?

-La mejor.

-Tengo la de CajaSur

-Será de Bankia.

-No; aquí pone CajaSur. Es roja.

-Roja, roja, no; más bien magenta.

-Nadie en su sano juicio es capaz de decir "Magenta".

-Eso es verdad.

-Magenta. Manda huevos. Es un poco gruesa.

-Pues usa la de la Seguridad Social, que es más finita.

-No sé, no sé... Mejor la de Aucorsa.

-Vale. Tengo más: la de Cecosam, la VIP de ese bar, la del videoclub...

-¿Todavía hay videoclubs? No me lo puedo creer.

-Sí; por lo menos en mi barrio hay videoclub. Ayer alquilé "American Psycho", por cierto.

-Es mala.

-No te creas; no es tan mala.

-Y hablan de tarjetas, creo.

-Sí.

-Por cierto; no es por meter presión, pero ¿podrías hacerte esa cosa?

-Sí, joder; pero es que es blanco sobre blanco en este puto lavabo. No veo un pimiento.

-Descuelga el espejo.

-Hostia, qué buena idea.

-Claro, coño.

-Aquí, mejor.

-Sí.

-¿Tienes 10 pavos?

-¿Un billete, quieres decir?

-Sí. De los nuevos.

-Pues sí.

-Pues hazte un turulo.

-Venga.

-Es que son los mejores.

-Sí; y crujen cuando los rulas. Me gusta cómo suena.

-Y a mí.

-Toma, dale.

-... Qué bien.

-Oye ¿tú me quieres?

-No es el momento.

-Pues salgamos.

-Salgamos.

Etiquetas
Publicado el
9 de noviembre de 2014 - 02:00 h
stats