Un adiós, una lucha y una fiesta

La División de Honor Juvenil acaba con la despedida del Séneca, que descendió jornadas atrás | El Figueroa, en una situación delicada en Liga Nacional, categoría a la que ya ascendió el Almodóvar

El final de la campaña está cada vez más próximo para los conjuntos cordobeses en escalafones inferiores. De hecho, el curso concluyó ya para los representantes de la ciudad en la máxima categoría del fútbol juvenil. La División de Honor terminó y éste trajo la despedida, al menos hasta la temporada 2017-18, del Séneca. El conjunto rojinegro dijo adiós a la competición de manera definitiva con una derrota, aunque su descenso quedó certificado matemáticamente jornadas atrás. Cuatro restan en Liga Nacional, donde sólo el Figueroa mantiene abierta la lucha por alcanzar su objetivo. El cuadro rojillo se encuentra en una situación apurada, delicada casi, pues ocupa plaza de descenso. Le tocará trabajar muy mucho para evitar la caída a Segunda Andaluza, en la que el Almodóvar cerró el fin de semana con la mayor de las alegrías. Los cucos hicieron sus deberes y pudieron festejar su ascenso a falta de dos encuentros para la conclusión del campeonato.

La atención esta jornada en categoría juvenil la recogían principalmente dos duelos, ninguno de ellos de una División de Honor que para los intereses cordobeses ya había quedado resuelta tiempo atrás. Uno de esos partidos era el que disputaba el Figueroa ante el Sevilla, pues atraviesa un momento complicado. El conjunto rojillo busca lograr la permanencia en Liga Nacional, una meta que este fin de semana se le complicó un poco más. Porque los del Parque cayeron goleados (6-0) en tierras hispalenses y al tiempo el Coria vencía su partido ante el Gimnasio Goyu-Ryu (1-0). De esta forma, caen a la zona de descenso y ven a la escuadra coriana a tres puntos. Por detrás, el Chiclana recorta distancias y se queda a cinco. Cuatro jornadas tendrán por delante los cordobeses para conseguir la continuidad en la competición. El Córdoba, por su parte, empató con el Dos Hermanas (1-1). Los blanquiverdes no se juegan nada, sólo terminar en la mejor posición posible. Por el momento son terceros.

El otro foco de interés para el fútbol juvenil, en este caso de la provincia, se hallaba este fin de semana en Lucena. En tierras aracelitanas tenía ocasión de certificar su ascenso a Liga Nacional el Almodóvar. Dependía de sí mismo, de forma que nada le importaba lo que hiciera su más inmediato perseguidor, el Villafranca. Si ganaba, daba el salto de categoría a falta de dos jornadas para el final de la temporada. Y así fue. Los cucos no perdieron de vista su objetivo en ningún momento y se impusieron de manera clara (0-3) para acabar con una gran fiesta. El próximo curso estarán junto al segundo equipo del Córdoba y al Séneca, que perdió su lugar en División de Honor. El descenso de los rojinegros provocó que su filial no pudiera subir de escalafón a pesar de liderar la tabla de Segunda Andaluza, porque el Almodóvar es ahora mismo segundo. Una circunstancia que poco importa ya a esta escuadra.

Donde no había nada en juego era en División de Honor, que echó el cierre a un curso que transcurrió con una cara y una cruz para la ciudad. La moneda cayó bien para el Córdoba, que en su regreso a la categoría no sufrió el más mínimo apuro para lograr la permanencia. La selló ya jornadas atrás y este fin de semana tan sólo había de cumplir con el trámite de disputar la última jornada. Los blanquiverdes empataron a uno con el San Félix. De igual modo afrontaba la fecha final de la campaña el Séneca, para el que la moneda cayó muy mal. Los rojinegros cedieron ante el 26 de Febrero (5-4) en un encuentro en el que, como en los más recientes, no tenía objetivo por el que luchar. El cuadro fuensantino perdió su lugar en la máxima competición juvenil fechas atrás y en este caso sólo se despidió, al menos por una temporada, de ésta. La que viene luchará por regresar desde Liga Nacional.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2016 - 09:41 h