La crisis de precios de las naranjas

En los últimos días, los citricultores de la comarca de Palma del Río alertaban sobre la situación límite de la campaña de este año en cuanto a los bajos precios y a la escasez de operaciones, cuando lamentablemente el consumo permanece estancado, bien por la crisis o por otras causas. Los citricultores están al límite y como otros productos agrícolas, ya no cubren los costes de producción. No es ni más ni menos que el mismo problema que se les presenta a los ganaderos por el precio bajísimo de la leche, a los olivareros en las últimas tres campañas, etcétera, etcétera. Más de lo mismo.

A 18 céntimos un kilogramo de naranjas en origen la verdad es que no se puede continuar cultivando, pero sin embargo no hay más que observar los precios en cualquier frutería o supermercado, superando con bastante diferencia esos precios de origen.

Este desánimo se traduce en que los socios de Palmanaranja abandonan el órgano gestor y proponen la cesión de la asociación al Ayuntamiento. Es importante que el Ayuntamiento de Palma del Río abandere el liderazgo de esta asociación, en estos momentos difíciles de crisis económica, pues es vital resaltar la importancia crucial como motor de desarrollo económico y social que tiene para Palma del Río el sector de la naranja. La naranja supone en la zona de Palma del Río, 250.000 jornales en campo  y 200.000 en los almacenes. Es curioso que los socios de Palmanaranja pidan que la Administración abandere este liderazgo, de esta organización económica.

Ahora, es importante en plena negociación de la PAC 2013-2020, hablar y consolidar el papel que deben tener las organizaciones de productores, así como su desarrollo, como este caso de Palmanaranja.

Habría que potenciar estas Asociaciones en el Reglamento de la OCM única, en esa futura Pac, pues la presencia de organizaciones de productores, y sobre todo, en forma de cooperativas agrarias, puede contribuir a esa concentración y consolidación de la oferta, que por otro lado tanto se les llena la boca a los políticos últimamente como solución de los males del sector. Pero claro, en mi humilde opinión, ya lo he mencionado en numerosas ocasiones en  "a pie de surco",  necesitamos algunos cambios legislativos, sobre todo en lo que afecta al derecho comunitario de la competencia de tal forma que se pueda permitir la consolidación económica y garantizar su eficacia. Algunas autoridades dan prueba de una excesiva severidad, porque la legislación comunitaria ya prevé posibilidades de ajuste o derogación, a favor del sector agrícola.

Y lo que es más importante, las organizaciones de productores deben ser creadas por los propios agricultores y por supuesto, que se asegure a los productores miembros, democráticamente, que puedan diseñar las estrategias de la organización, así como las decisiones relativas a su funcionamiento interno. Y además deben garantizar que la producción se planifique con arreglo a la demanda y se ajuste a ella, en lo referente a la calidad y la cantidad. Y también que se permita concentrar la oferta y la comercialización de la producción de sus miembros.

Y en esta propuesta de reforma de la PAC, habrá que incluir disposiciones para que los agricultores dispongan de instrumentos de gestión de los riesgos, por ejemplo a través de seguros de rentas, de tal forma que ante la volatilidad de los precios, como ocurre ahora, se pudiesen arbitrar mecanismos de retirada de producto del mercado, o bien mecanismos de almacenamiento privado. Estos dispositivos asegurarían la renta de los agricultores.

Y sobre todo necesitamos esa mayor vinculación social con los consumidores. Y a través de campañas de promoción y sensibilización hacer ver a la sociedad, sobre el apoyo que necesitan nuestros territorios rurales, de ese consumo responsable del que también  he hablado en otras ocasiones. Y lo más importante, consumir productos locales y cuando los haya rechazar los importados. De ese modo todos contribuiremos al desarrollo económico y social de nuestra tierra.

Etiquetas
Publicado el
9 de diciembre de 2012 - 20:23 h