Un programa de reforestación provincial para compensar las emisiones de CO2 a la atmósfera

El delegado de Medio Natural y Carreteras de la Diputación de Córdoba, Francisco Palomares, en rueda de prensa.

La Diputación de Córdoba, dentro de su responsabilidad medioambiental, ha aprobado la puesta en marcha de un Programa de compensación de emisiones de CO2 que engloba varias actuaciones de reforestación para los años 2022 y 2023.

En rueda de prensa, el delegado de Medio Natural y Carreteras de la institución, Francisco Palomares, ha explicado el contenido de esta iniciativa que “busca reducir la emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera para alcanzar el objetivo de la neutralidad climática, que deberá conseguirse en el año 2050 en todo el territorio de la Unión Europea”.

Según Palomares, “el incremento del dióxido de carbono en la atmósfera es una de las causas del cambio climático y el CO2 puede eliminarse después de ser emitido gracias a los árboles, que son sumideros naturales; por eso, desde la Diputación vamos a actuar sobre terrenos de titularidad provincial o cedidos por otras administraciones a la institución, como ocurre con las vías verdes”.

El responsable de Medio Natural ha señalado que “el programa incluye actuaciones de reforestación en la Vía Verde de la Campiña, en el término de Guadalcázar, en alrededor de siete kilómetros de vía con un presupuesto de 35.000 euros”.

“También en Los Arroyones, en Fuente Palmera, con una superficie de reforestación de diez hectáreas y un presupuesto de 50.000 euros; y en la Finca Portillas, en los terrenos de la residencia Matías Camacho, en Alcolea, con una superficie de 25 hectáreas y un presupuesto de 50.000 euros”, ha destacado.

Palomares ha recordado que “estas intervenciones se suman a la actuación realizada en 2021, en la Vía Verde de la Campiña, en el término de La Carlota, con una financiación de 33.000 euros”.

En total, el coste de las actuaciones de reforestación alcanza los 168.000 euros y se han elegido aquellas especies vegetales autóctonas que más CO2 captan de la atmósfera, según la calculadora de absorciones de la Oficina Española del Cambio Climático.

Además, tal y como ha destacado el diputado provincial, “se ha fomentado la creación de masas forestales de gran biodiversidad, para lo cual en todos los proyectos se han elegido al menos ocho especies vegetales tanto arbóreas como arbustivas”. Las especies son el almez, el fresno, el algarrobo, el pino carrasco y piñonero, la encina y el acebuche y arbustos como el lentisco y la coscoja.

Palomares ha hecho hincapié en que “estos proyectos conseguirán compensar parte de las emisiones que genera la flota de vehículos de la Diputación y permitirán que pueda inscribirse en el Registro de Huella de Carbono y Proyectos de Absorción del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico o bien en el Registro del Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones”.

De igual modo, estos proyectos de reforestación permiten “mejorar las zonas donde se actúa, aumentando la calidad de vida de los usuarios de la vía y de los vecinos y también la biodiversidad, al conectar distintas zonas de vegetación natural. Asimismo, las reforestaciones protegen el suelo de fenómenos erosivos y reducen la pérdida de suelos fértiles”.

En definitiva, ha concluido Palomares, “el plan que ha aprobado la Diputación contribuye y se alinea con las principales políticas europeas, españolas y andaluzas en materia de biodiversidad, cambio climático y lucha contra la despoblación”.

Etiquetas
stats