La Junta apoya con 250.000 euros a municipios de la provincia en la lucha contra la despoblación

Purificación Joyera.

La delegada territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía en Córdoba, Purificación Joyera, que ha visitado este martes el municipio de Villaharta, acompañada por su alcalde, Alfonso Expósito, ha informado de la ayuda concedida al Ayuntamiento por la Consejería que dirige Juan Marín, en el marco del apoyo que da a los municipios pequeños con problemas de despoblación, que se ha traducido en ayudas por más de 250.000 euros en diez pueblos, la mayoría del norte de la provincia.

En el caso concreto de Villaharta, según ha explicado Purificación Joyera, son 30.000 euros los que le aporta la Consejería de Administración Local, destinados “a la mejora de infraestructuras públicas”, como la Casa de la Cultura --que acoge el centro de adultos--, dependencias municipales y el edificio de usos múltiples --que alberga el centro Guadalinfo y la biblioteca--.

Ha precisado la delegada que esta línea de ayudas tiene como “peculiaridad e innovación” que este año se han incluido criterios como la densidad de población, el crecimiento demográfico y el índice de envejecimiento, para así “beneficiar a los ayuntamientos que más hayan resultado perjudicados por el fenómeno” de la despoblación, que en la provincia afecta “sobre todo a la zona norte”.

“Esta línea --ha subrayado-- deja algo más de 250.000 euros, y se van a dedicar a la mejora de infraestructuras”, aunque también pueden emplearse en planes sostenibilidad y de viabilidad, a estudios y a cualquier gestión que el Ayuntamiento necesite“ y que ”vaya a redundar en beneficio de los vecinos, porque siempre hablamos de ayudar a la repoblación, de luchar contra la despoblación“.

La ayuda de la Junta para ello es clave, según ha señalado Purificación Joyera, porque los municipios pequeños beneficiarios de ese apoyo “no disponen” de los medios humanos y económicos precisos para actuaciones que ayuden a “fijar a la población”, además de para atender a los servicios básicos y a cuestiones como “la renovación del patrimonio” municipal, y de lo que se trata, según ha argumentado, es de “prestar una atención digna” a los vecinos por parte de consistorios que, en estas localidades pequeñas, “son la única adminitración de referencia para cualquier gestión”.

En este punto, la delegada de Administración Local ha querido “reconocer el mérito” de los alcaldes y técnicos de ayuntamientos, como el de Villaharta, que actúan para dar respuesta a las necesidades de sus conciudadanos “con toda su buena fe y su buen hacer”, merced a su “disposición personal” para el servicio público, algo que hacen “con vocación”, pero también se precisan recursos e infraestructuras adecuadas.

Por eso, según ha resaltado Purificación Joyera, “por parte de la Consejería de Administración Local, que dirige Juan Marín, estamos dispuestos a seguir ayudando a estos municipios y a tener en cuenta esta realidad, que es la despoblación”, con el fin de “convertirla” en otra realidad, la de “la repoblación”.

De hecho, según ha argumentado la delegada, “hay muchas oportunidades en estos municipios”, sobre todo “si consiguen dar unos buenos servicios”, para “posicionarlos” adecuadamente “después de la era Covid”, en cuanto a que “resurja el valor de vivir en un entorno rural tan precioso como puede ser el de Villarta, con toda la comodidad y la calidad de vida” que no se encuentra en las grandes ciudades.

Todo ello, “apoyado por otras administraciones”, entiende Purificación Joyera que “puede llegar a ser una realidad”, razón por la que “desde la Junta Andalucía se ponen en marcha otra serie de incentivos a los municipios de menos de 3.000 habitantes, como por ejemplo la deducción del IRPF de 400 euros por acogimiento o maternidad, y también una deducción del 3,5 por ciento para la adquisición de vivienda en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales”, constituyendo “incentivos a la vida rural”, para que “nuestros pueblos estén llenos de gente y de vida”.

Por su parte, el alcalde de Villaharta, Alfonso Expósito, ha agradecido “la sensibilidad” de la Delegación de Administración Local ante el fenómeno de la despoblación y que se evidencia en “este importantísimo apoyo”, de 30.000 euros, que ha concedido al Consistorio, que se empleará en el arreglo y mejora de dependencias en el propio edificio del Ayuntamiento, en el tejado de la Casa de la Cultura, en almacenes municipales y en el Edificio de Usos Múltiples, y “todo ello redundará en seguir prestando servicios de calidad” a los vecinos, estando previsto que estas obras comiencen “en primavera”.

El regidor ha subrayado que se trata de servicios que no solo usan los vecinos de Villaharta, sino también de otros núcleos de población, como es el caso del centro Guadalinfo y la biblioteca.

Etiquetas
stats