Ecologistas debaten en Córdoba sobre la amenaza de la pérdida de biodiversidad

Asamblea de Ecologistas en Acción Andalucía en el Jardín Botánico de Córdoba.

La 24 Asamblea Confederal de Ecologistas en Acción ha arrancado este viernes con una mesa redonda en el Jardón Botánico de Córdoba. La tertulia, titulada ‘Pérdida de biodiversidad: una crisis transversal’, ha contado con las intervenciones de Fernando Valladares (doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid), Francisco Comín (profesor de investigación del CSIC en el Instituto Pirenaico de Ecología), Xiomara Cantera (responsable de prensa en el Museo Nacional de Ciencias Naturales) y Simone Lovera (directora ejecutiva de la Coalición Mundial de los Bosques).

Tras la presentación de Theo Oberhuber (responsable de proyectos de Ecologistas en Acción e integrante del Área de Conservación de la Naturaleza de la organización), moderador de la mesa, Fernando Valladares ha iniciado su exposición: “Con la pérdida de biodiversidad perdemos predadores, y al perder predadores perdemos toda una serie de mecanismos muy sutiles que tienen que ver con la ecología del miedo, que regula el funcionamiento de ecosistemas enteros. Con la pérdida de biodiversidad perdemos a muchos productores primarios, y al hacerlo perdemos la complementariedad y propiedades que están muy relacionadas, por ejemplo, con la productividad de los ecosistemas”. La conclusión del investigador del CSIC es clara: “Mantener la biodiversidad no es un capricho, sino que es la base de ecosistemas sanos y funcionales”. 

A continuación, Francisco Comín ha alertado sobre la gran velocidad a la que se están degradando los hábitats naturales de España: “Solo el 10 % de los incluidos en la Directiva Hábitats están en estado favorable de conservación. Para frenar su degradación y aprovechar los beneficios que nos proporcionan es necesario adoptar políticas que integren los usos consuntivos del territorio con la promoción de los bienes y servicios que provee un territorio manejado sabiamente: restaurando y conservando hábitats naturales de forma integrada con la explotación sostenible del territorio y sus recursos”.

Por su parte, Xiomara Cantera ha explicado la relación entre la pérdida de especies y enfermedades como la COVID–19: “Es una pandemia que nos ha dejado en shock, sí, pero todo parece indicar que se trata de una más de las que vendrán. Una biodiversidad saludable se traduce en ecosistemas funcionales. La falta de una naturaleza sana, además de incrementar las zoonosis, influye directamente en nuestra salud provocando problemas respiratorios, cáncer, problemas alimenticios y también ansiedad y depresión”. En palabras de Cantera, “recurrir a la agricultura y la ganadería intensivas equivale a poner una alfombra roja para que los virus y bacterias se desarrollen fácilmente. Para solucionarlo hacemos un uso excesivo de antibióticos generando bacterias resistentes, otro de los problemas a los que la medicina trata de hacer frente”.

Cantera ha coincidido con Valladares en que la salud humana y la biodiversidad tienen algo en común: “No echamos de menos sus funciones más importantes hasta que fallan. Cuando lo hacen, nos cambian la vida de un día para otro, sin paliativos ni periodos de adaptación”.

Para finalizar, Simone Lovera ha realizado una intervención sobre el activismo y la COP15 del Convenio de Diversidad Biológica que empieza el 7 de diciembre, y en el que debe aprobarse una estrategia mundial para vivir en armonía con la naturaleza: el Marco Global post 2020: “El escenario más aterrador de la COP15 no es solo un colapso de las negociaciones al estilo de Copenhague; la mayor amenaza es un Marco Mundial para la Diversidad Biológica negociado que respalde el enfoque de business as usual, es decir, acciones que benefician el desarrollo de negocios, como de costumbre. Esto permite que las corporaciones compren sus daños a través de esquemas de compensaciones en lugar de las complejas pero a menudo mucho más exitosas iniciativas de conservación comunitaria que los pueblos indígenas, las mujeres y muchas comunidades locales están implementando en sus territorios”.

La mesa redonda ‘Pérdida de biodiversidad: una crisis transversal’ ha estado abierta al público y se ha seguido en redes sociales a través de la etiqueta #BiodiversidadCrisisTransversal.

A lo largo del resto del fin de semana se desarrollarán una serie de actividades en plenario y talleres en los que se reflexionará sobre el trabajo llevado a cabo por Ecologistas en Accuón durante el año que termina y los objetivos de la organización para 2023.

La jornada del sábado contará, a partir de las 22:00, con una celebración en el Ambigú del Teatro de la Axerquía, amenizada con los conciertos de Los Tabernícolas y Sarabanda.

El domingo, a las 11:30, tendrá lugar una acción reivindicativa. Ecologistas en Acción, junto con el resto de organizaciones participantes, convoca a la sociedad cordobesa a unirse a la reivindicación de una gestión del agua justa y sostenible.

Las actividades del domingo por la tarde sucederán en el Centro Social Rey Heredia. En primer lugar habrá una serie de talleres sobre algunas campañas que lleva a cabo la organización. También tendrá lugar un encuentro juvenil. Finalmente, para clausurar la asamblea, a las 18:30 horas, se proyectará el documental Alegría en conmemoración del vigésimo aniversario del desastre ecológico provocado por el hundimiento del petrolero Prestige.

Etiquetas
stats