Decenas de familias reclaman recuperar los dos monitores suprimidos en el CEIP Álvaro Cecilia de Fernán Núñez

Concentración a las puertas de uno de los edificios del CEIP Álvaro Cecilia de Fernán Núñez, para reclamar los monitores suprimidos

Decenas de familias se han concentrado este jueves a las puertas del CEIP Álvaro Cecilia de Fernán Núñez (Córdoba), para protestar por la supresión de dos de los cuatro monitores del aula matinal del centro, que está distribuido en tres edificios distantes entre sí, de forma que “el alumnado de las instalaciones de la calle Federico García Lorca tiene que desplazarse 700 metros hasta el edificio principal del colegio, con los riesgos e inconvenientes que ello conlleva para los menores, sus familias y el personal del centro”.

Así lo ha señalado, en una nota, el secretario general del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Francisco Cobos, quien ha reconocido que “la norma establece un monitor cada 30 niños, que es a lo que se ha limitado la Junta, pero el de Fernán Núñez es un centro peculiar, que está dividido en tres espacios, con lo que vamos a desplazar a los niños por la calle principal del municipio, la antigua nacional, que es la que más tráfico tiene”.

Tanto CCOO, como la Dirección del centro y el Ayuntamiento de Fernán Núñez se han dirigido, tanto a la empresa adjudicataria del servicio, como a la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), que gestiona el servicio, para reclamar la recuperación de los dos monitores suprimidos y evitar el desplazamiento del alumnado.

“No podemos permitir que se esté transportando a niños, algunos de Infantil, de un lado a otro y no solo en el aula matinal, sino también para el comedor”, según ha insistido Cobos, quien entiende que “contratar a dos personas un hora al día no rompe el presupuesto de Educación”.

Por su parte, desde el AMPA del colegio se ha remarcado que “estar desplazando a los niños es un riesgo, además de que obliga a personal del centro a asumir responsabilidades que no le corresponden”, sobre todo teniendo en cuenta que “entre los menores afectados por el recorte de monitores hay alumnado con necesidades educativas especiales, que requieren una atención específica, motivo por el que precisamente la Junta concedió el cuarto monitor a este centro”.

Finalmente, el alcalde de Fernán Núñez, Alfonso Alcaide, ha criticado que “la Delegación de Educación se esconda detrás de una empresa para no asumir su responsabilidad. Están quitando un servicio en Fernán Núñez, que consiguieron las familias y el centro, y no puede ser que ahora se retire el servicio cuando no ha habido ningún cambio, son los mismos niños y hay las mismas necesidades”.

Etiquetas
stats