Cesa en su cargo el presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Córdoba

Los ya expresidentes de los Colegios de Veterinarios de Córdoba y Sevilla, Antonio Arenas e Ignacio Oroquieta.

Los presidentes de los Ilustres Colegios Oficiales de Veterinarios de Córdoba y Sevilla, Antonio Arenas e Ignacio Oroquieta, respectivamente, han presentado su cese como mandatarios de dichos organismos, dejando un halo de “agradecimiento y respeto” entre todos los que conforman los colegios, tanto miembros de junta de gobierno como trabajadores, así como colegiados de dichas provincias.

Así lo ha indicado el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios en una nota en la que ha detallado que estas dos renuncias también suponen “una pérdida, casi irreparable”, para la Organización Colegial Veterinaria andaluza, pues han sido “dos piezas clave en la configuración actual de la entidad”.

En este sentido, se ha puesto de manifiesto las longevas carreras presidenciales que, tanto Antonio Arenas como Ignacio Oroquieta, han tenido al frente de los provinciales andaluces. “Con gran tristeza, pero con motivos de peso, estos dos veterinarios ceden el cargo de presidente a otros compañeros de profesión que mantendrán, sin duda alguna, las dos corporaciones al frente de la Veterinaria en Córdoba y Sevilla”.

Antonio Arenas ha sido nombrado recientemente vicerrector responsable del área de Formación Continua, Empleabilidad y Emprendimiento de la Universidad de Córdoba (UCO). Además, este veterinario sigue al frente de varias tareas docentes como catedrático de Enfermedades Infecciosas de dicha Universidad, además de ser presidente de la Unión Profesional de Córdoba.

Tal y como ha señalado el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, “es por de falta de tiempo para una buena dedicación presidencial por lo que ha decidido ceder su puesto” como dirigente del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Córdoba a Miguel Ángel Perea, actual vicepresidente y vocal Económico, quien “seguirá una trayectoria intachable como así lo ha marcado su antecesor”.

Por su parte, Ignacio Oroquieta ha presentado su cese como presidente del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Sevilla, al mismo tiempo que finaliza su aportación dentro del ejercicio profesional. Con más de un cuarto de siglo trabajando en pro de la profesión Veterinaria, su provincial le despide dejando paso a Fernando Caballos al frente de la Institución.

El actual vicepresidente del Colegio de Sevilla y secretario del CACV será el encargado de mantener a la organización “en buenas manos y afrontar los futuros retos de la profesión, y todo lo que ella conlleva, para así avanzar positivamente”.

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, Fidel Astudillo, en nombre de toda la organización, ha querido agradecer todos “los años de dedicación, trabajo duro y constancia a ambos presidentes y, como no, amigos, que han sabido demostrar que el trabajo y la amistad son posibles de compaginar”.

“Con enorme tristeza, pero con la gran satisfacción del tiempo compartido, despedimos de la presidencia a estos dos extraordinarios veterinarios y damos la bienvenida a sus sucesores, a los que auguramos un gran éxito al frente de ambas corporaciones”, ha apostillado Astudillo.

Etiquetas
stats