Asenco reivindica menos recortes y más financiación para las asociaciones de pacientes de enfermedades neuromusculares

Asenco, en una mesa informativa, en la Facultad de CCEE y Psicología de la UCO

La Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Córdoba (ASENCO), junto a Federación ASEM, reivindica menos recortes y más financiación para las asociaciones de pacientes de enfermedades neuromusculares además de “políticas que apoyen la investigación y la inversión en terapias, centrándose en la atención especializada y multidisciplinar”. Así lo han manifestado sus portavoces, con motivo de la conmemoración del Día Nacional de las Enfermedades Neuromusculares, 15 de noviembre. 

En este sentido, el presidente de Federación ASEM, Manuel Rego, destaca que para el desarrollo de la investigación es fundamental “dotarla de recursos económicos y personales”. “A pesar de que existen numerosos grupos de investigación en España, las ayudas públicas para la investigación son menores que en otros países europeos”, puntualiza Rego. 

Las enfermedades neuromusculares son un conjunto de más de 150 enfermedades que afectan al sistema neuromuscular, en su mayoría de naturaleza progresiva y de origen genético, cuya principal característica es la pérdida de fuerza muscular. Son enfermedades crónicas, en un alto porcentaje degenerativas, que generan diferentes grados de discapacidad, pérdida de autonomía personal y cargas psicosociales. 

“Hoy en día muy pocas de estas enfermedades disponen de tratamientos y los que existen son paliativos y en ningún caso curativos”, apunta Rego. Las enfermedades neuromusculares pueden producirse en cualquier etapa de la vida, “pero más del 50% debutan en la infancia”. En cifras globales, se calcula que existen más de 60.000 personas afectadas por enfermedad neuromuscular en toda España. 

La importancia del movimiento asociativo 

Además, en este día, bajo el marco de la campaña de concienciación #CapacesContigo, la Asociación ASENCO, junto a Federación ASEM, reivindican el papel de las asociaciones, una pieza que sigue siendo “fundamental” para fomentar la participación de los pacientes y conseguir mejoras en todo lo referente a su salud. Por ello, defienden que “es necesario dotar a las enfermedades neuromusculares de una acogida sociosanitaria integral y coordinada, basada en el aumento de recursos, para mejorar la atención de los y las pacientes desde las distintas disciplinas involucradas en el proceso terapéutico”. 

Etiquetas
stats