Cómo usar adecuadamente las mochilas en la vuelta al cole

Vuelta al colegio en un colegio de Córdoba

La ‘vuelta al cole’ se aproxima y uno de los compañeros indispensables para el alumnado en este regreso a las aulas será la mochila, en la que a diario portarán sus libros y demás material escolar. Su uso inadecuado puede provocar dolor de espalda y, a largo plazo, problemas en esta zona.

El doctor Pablo de Cabo, jefe del servicio de Rehabilitación del Hospital San Juan de Dios de Córdoba ofrece unas pautas sobre cómo usar adecuadamente estos productos, para que la espalda de nuestros hijos no se resienta. En primer lugar, De Cabo explica que, una vez llena la mochila no debe sobrepasar la altura de los hombros, ha de estar situada 5 cm por encima de la cintura, y no debería suponer más del 10 por ciento del peso del niño.

Para que se adapte a la espalda y reparta bien el peso recomienda que “las correas han de ser anchas y acolchadas, con regulación de longitud para que pueda adaptarse al cuerpo de cada niño o niña. Si además cuenta con correas de soporte abdominal anterior, contribuirán a un mejor ajuste de la misma”, añade De Cabo.

En este sentido destaca que las mochilas de respaldo acolchado son también más confortables y fáciles de llevar para los niños.

¿A la espalda o sobre ruedas?

La elección de una mochila con ruedas o llevada a la espalda dependerá, fundamentalmente de la edad del niño, lo importante, es dar un uso correcto en un caso y en otro.

Los niños más pequeños, hasta edades de entre 7 y 8 años, suelen tolerar mejor las mochilas con ruedas, afirma el doctor Pablo de Cabo quien señala que los carritos “solo son recomendables para trayectos cortos y por zonas en las que no haya obstáculos como rampas o escaleras. Asimismo es muy importante que no lleven el brazo con las que la soportan muy extendido, para evitar daños”.

Etiquetas
stats