Pedro García hace balance de Fitur: “Ha sido el mejor de los últimos años”

.

Honrar nuestro pasado y dar espacios a las artistas femeninas. Así se resumen los objetivos principales de la oferta turística que Córdoba ha presentado en Fitur desde el pasado miércoles, donde ha sonado hasta la extenuación que Córdoba posee cuatro denominaciones Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sólo Roma y París comparten esta singularidad. Quien no haya escuchado esto durante Fitur es que no se ha acercado al stand de Córdoba. Éste era el lema que se quería llevar a Madrid y todas las instituciones han cumplido en repetir ese mantra que define la excepcionalidad de una ciudad como Córdoba.

Para el delegado de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, “éste ha sido el mejor Fitur de los últimos años” por los potentes proyectos e iniciativas turísticas que pretenden situar a Córdoba en el centro del patrimonio histórico. De hecho, las cuatro denominaciones Patrimonio de la Humanidad serán lugares de celebración de sendos conciertos durante el Festival de la Guitarra. Música y patrimonio unidos en una misma celebración. Esto es Córdoba.

Con el reconocimiento del pasado mes de julio, Medina Azahara pasará de convertirse en el yacimiento arqueológico por excelencia a ser, también, un lugar donde celebrar la cultura de hoy. Pero esta apuesta brillante debe convivir siempre con el respeto y el cuidado al patrimonio que atesora. Al Ayuntamiento de Córdoba y a la Junta de Andalucía les queda ese trabajo de conservación y de prevención.

Y si 2018 supuso otro éxito para Córdoba con esta distinción, 2019 será el año de homenaje al Casco Histórico por el 25 aniversario de su declaración como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Un proyecto que se anunció en Fitur, del que se irán conociendo más datos durante las próximas semanas y en el que se quiere hacer protagonista a los vecinos.

De ellos se han acordado, y mucho, para la programación de las actividades de la segunda edición de Río Mundi. Para conjugar ocio y descanso vecinal, la delegación de Turismo del Ayuntamiento ha decidido que la Ronda de Isasa no albergue conciertos y que estos se trasladen a dos nuevos lugares: Miraflores y el entorno del Molino de San Martos. Para este festival, además, Turismo parece haber tomado nota de las críticas de “machismo institucional” que recibió el pasado año. En aquella ocasión, sólo siete de los 31 conciertos programados estuvieron protagonizados por mujeres. Por el momento, Fuel Fandango y Mala Rodríguez son las primeras artistas que se han dado a conocer. Se espera que sean muchas más y que se consiga esa paridad que tanto se demanda en el sector cultural. García desea que Río Mundi se erija como el “evento más importante que se hace en un marco medioambiental como es el río Guadalquivir”.

Sorprendente también ha sido la apuesta por la delegación de Cultura del Ayuntamiento en otorgar todo el protagonismo a las mujeres durante la próxima Noche Blanca del Flamenco, que tendrá lugar del 15 al 16 de junio. Las artistas ya tienen voz. La suya propia. Lo que hay que hacer es ofrecerles los mecanismos necesarios para que se las escuche. Remedios Amaya y Esperanza Fernández serán dos de las artistas que llenen de flamenco esa cita. Pero los focos se han centrado en la participación de Rosalía, una decisión que ha provocado ya las críticas hacia el Ayuntamiento, al que acusan de “querer destruir” una cita exclusiva del flamenco, sugiriendo que la música de Rosalía está muy alejada de este género. Puede que sí o puede que no. Depende de con quién se hable. También acusaron a Camarón de querer acabar con el flamenco con La leyenda del tiempo y fue el segundo mejor disco español del siglo XX e, incluso, llegó a la gran pantalla. Negar el éxito del fenómeno de Rosalía sería una sinrazón.

Durante 2019, Córdoba potenciará sus relaciones con los Emiratos Árabes gracias a otra apuesta del Ayuntamiento de Córdoba: el Salón Internacional del Caballo Árabe, una cita “que marcará un antes y un después en esas relaciones que llevamos atesorando durante años”, ha dicho García.

Fitur ha tenido de todo. Hasta su mascota turística cuyo aspecto un tanto peculiar ha suscitado críticas de todo tipo. Si el pasado año hizo su aparición estelar la mascota de Córdoba Ecuestre, Felipo, en este ocasión los focos se volcaron en Fundi, una chimenea industrial que servirá al municipio de Peñarroya-Pueblonuevo para promocionar la comarca.

Pero si queremos que Córdoba no sea únicamente patrimonio, el olor tiene que ser uno de los sentidos que atraiga a los visitantes de Fitur. El stand de Córdoba no sólo debe oler a jamón o a vino. Quien pasee por sus alrededores debe llevarse también el aroma que desprenden el cuero o los productos de espartería. Ambos son el alma de la Judería, que tanto recorren los turistas durante todo el año.

Etiquetas
stats