El Gran Teatro aguarda su última noche de coplas

Comparsa 'Mi mundo'. | TONI BLANCO

Como cada año, llega el momento más difícil de asumir. Ése que al mismo tiempo es también uno de los esperados. Porque mientras que el telón cae de manera definitiva hasta la próxima batalla de coplas, éstas comienzan a sonar en diferentes rincones de la ciudad. Dicho de otro modo, el Carnaval está a punto de entrar en su más intenso tramo, el que permite a conjuntos y aficionados tomar las calles justo tras cerrar el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas. Y la última función del certamen ya está aquí, pues es este viernes cuando el Gran Teatro acoge su final. Una última función cuyo inicio está previsto para las 21:00 y que va a contar con la participación de doce grupos: son cuatro chirigotas, cinco comparsas, dos cuartetos y un coro. Además de la competición de repertorios, que va a permitir a los que actúan y a los que escuchan y observan disfrutar de una noche más de fiesta de Don Carnal en el principal espacio escénico de la ciudad, son diversos los homenajes que se van a dar sobre las tablas. En ese sentido, la asociación Pasión por Córdoba entregará una vez más su Micrófono de Oro y la Asociación Carnavalesca Cordobesa realizará otros dos reconocimientos y un tercero con Una vida de Carnaval.

Una serie de actos que hará más emocionante y mágica la última noche de coplas en el Gran Teatro, que se convertirá de nuevo en templo para Don Carnal y para quienes le siguen los pasos cada febrero. Todo está preparado para esa gran última función, que concluirá ya bien entrada la madrugada de un domingo en la que Fernandito Abad y Antonio Ramírez Añete darán el pistoletazo de salida al Carnaval en la calle con el Pregón de la fiesta. La final, al igual que las anteriores fases del Concurso, también depara antes de su comienzo no pocos datos interesantes o curiosos. El primero de ellos va en relación a la presencia de agrupaciones que ya vivieran la sesión decisiva el pasado año. Serán pocas, sólo cuatro. Un hecho éste que es debido a la ausencia de diversos conjuntos. Eso sí, los cuatro de los cinco grupos que obtuvieron premio -o accésit- en 2016 que arrancaron el certamen consiguieron alcanzar el deseado tercer pase. Se trata de las formaciones de Los Mayas en chirigotas, de Miguel Amate y de Fernán Núñez en comparsas y de Espiel en coros.

De esta forma, los tres primeros premios de la anterior edición del Concurso -sin contar con la Chirigota de Las Nenas y Juan Jesús Muñoz Suso, que compartió tras el error en las puntuaciones el de su modalidad- estarán en la final para tratar de reeditar triunfo. En chirigotas buscará un nuevo éxito la de Los Mayas, en esta ocasión con ‘Los que le dan el biberón al panda y al león’; en comparsas, el reto será para la de Miguel Amate con ‘La comparsa del loco’; y en coros, ese objetivo se lo marca el de Espiel, que este 2017 pisa el escenario del Gran Teatro con ‘La tierra de la alegría’. Mucho más destacado es otro detalle de lo que será la noche de este viernes: por vez primera en seis años habrá representantes de las cuatro tipologías de formaciones en una última sesión del certamen, ya que también volverán a las tablas los cuartetos ‘Dos reales y pico’ y ‘Pesadilla en España’. La última oportunidad que tuvo la afición al Carnaval de la ciudad de disfrutar de una cuádruple competición definitiva se dio en 2011.

La final de aquel año fue una de aquellas largas, más que las recientes y la que esta noche tendrá lugar, pues acogió a un total de quince grupos: cinco chirigotas y otras tantas comparas, dos cuartetos y hasta tres coros. Más allá de ese dato, otro surge de interés en lo que se refiere a las distintas modalidades. En ese sentido, destacó la de comparsas, que en esta ocasión será la más representada en la última función. Por si fuera poco, esa tipología logró un mejor resultado a pesar de ser menor el número de participantes al inicio del Concurso al que se diera en chirigotas. Siguen hasta el tercer pase cinco de diecinueve, mientras que lo consiguen cuatro de los segundos conjuntos después de que arrancaran el certamen veintinueve -o veintiséis si no se cuentan las tres infantiles-. Mientras, en cuartetos se produce un pleno casi olvidado en anteriores años cuando hubo más de una formación y en coros sólo compite por premio uno de los dos que comenzaron la batalla de coplas. El otro, el de Sevilla, no consiguió llegar a semifinales.

Por otro lado, notable es el dato relacionado con la presencia en la final de conjuntos de la provincia. El crecimiento de ésta en el Concurso de Córdoba en los últimos años, en todos los sentidos y que viene a reforzar el certamen, continúa uno más. Tanto es así que en esta ocasión los grupos de otros municipios representan casi la mitad de la totalidad de la función definitiva: son cinco de doce, uno más que en 2016. El Coro de Espiel y la Comparsa de Fernán Núñez repiten en ese sentido, y ante las ausencias de la Agrupación Los Tunantes de Pozoblanco y la Chirigota de Almodóvar del Río se suman la Comparsa de Aguilar de la Frontera y la de Javi Lonene, que aparece bajo el cartel de la localidad cuca, y la Asociación Esto está ganao de Cañete de las Torres (en chirigotas).

La representación que falta en esta ocasión en la gran final del Concurso es la de las formaciones regionales, ya que ninguna consigue esta vez entrar en la competición por los premios. El año pasado sí hubo presencia más allá de la provincia en el cierre de la batalla de coplas. Fue de la mano de la Chirigota de Villarrasa, del municipio de Huelva, y que logró el tercer premio con ‘La chirigota más esperada’. Eso sí, lo logró tras ser detectados los errores en las puntuaciones y lo compartió con la Chirigota de Almodóvar (con ‘En un país multicolor’). De lo que no va a existir ausencia en la noche de este viernes es de conjuntos femeninos, a pesar del descenso en número con que arrancó esta edición del certamen. La Chirigota de Las Niñas de la Koski, Carmen García, mantiene con ‘Qué bien bailan las hijas de Putin’ el sello de la mujer -que tiene también el Coro de Espiel-. Del mismo modo hace posible que continúe un trayecto muy positivo en ese sentido: la última final sin agrupación femenina fue la de 2010. Y que esa dinámica siga.

Etiquetas
stats