La gran tregua del verano: las máximas caen hasta los 33 grados

Dos mujeres caminan por la Asomadilla

Al fin una tregua. El verano de 2022, uno de los peores que se recuerdan en la capital del calor extremo europeo, firma un pacto de no agresión que durará hasta el próximo fin de semana. Tras las tormentas de viernes y sábado, la sensación de que el verano va llegando poco a poco a su fin se van a acentúar durante los próximos días gracias al paso de una profunda vaguada por la mitad norte peninsular. Y aunque hasta nuestras latitudes no vayan a llegar las lluvias, sí que lo hará la masa de aire fresco que terminará de barrer la que hasta ahora ha tenido el control de la atmósfera peninsular.

Las tormentas dejan casi 20 litros en zonas del norte de la provincia

Las tormentas dejan casi 20 litros en zonas del norte de la provincia

Las temperaturas en altura descenderán entre 5 a 10 grados respecto a las que hemos tenido durante el pasado fin de semana. Esto provocará que en superficie, aunque los cielos vayan a estar muy poco nubosos o despejados, las temperaturas no superen la barrera de los 35 grados a inicios de semana. Así, durante la jornada del lunes las máximas caerán hasta el entorno de los 33 o 34 grados en el valle del Guadalquivir, donde quedarán estabilizadas hasta la tarde del próximo jueves. En áreas de Sierra Morena y la Subbética el descenso será incluso más acusado, donde el termómetro a duras penas logrará superar la barrera de los 30 grados durante los próximos días.

El refresco también llegará a la noche. El marcado descenso del calor diurno permitirá que los cordobeses puedan irse a la cama con el termómetro rondando los 25 grados, lo que hará que las mínimas a primeras horas de la mañana caigan hasta el rango de los 17 a 18 grados en el entorno de la capital. El fresco llegará a toda la provincia, donde la noche incluso podrá llegar a ser relativamente fría marcando mínimas en la mitad norte por debajo de los 14 grados.

El descenso previsto de las temperaturas llevará a que estas se sitúen hasta cuatro grados por debajo de lo normal para esta época del año, dejando un ecuador de agosto que en parte compensará lo vivido hasta ahora. Será desde la tarde del jueves cuando el termómetro recupere parte de la normalidad perdida, para ganar entre uno a dos grados. Esto provocará que las máximas vuelvan a situarse en la marca de los 35 grados en amplias zonas de la campiña cordobesa, marcando un punto de partida que de cara al fin de semana podría acercar las máximas a la marca de los 40 grados.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats