Calor extremo en retirada y descenso apreciable de las máximas

Tormenta de verano sobre Córdoba.

Se marcha agosto y no se vislumbra en los modelos temperaturas extremas en lo que queda de mes. Todo un alivio después de los meses vividos. Tampoco echaremos las campanas al vuelo para decir adiós al calor hasta el año que viene. Septiembre tiene un registro extremo de calor en Córdoba-Aeropuerto. 45.4 ºC el seis de septiembre de 2016.  

El sucesivo paso de vaguadas o depresiones en altura sobre la península frenará algo a la temida dorsal anticiclónica clave en el calentamiento propio de estas fechas. El aire frío asociado a esas depresiones afectará sobre todo a la cuenca mediterránea. Aún así, en nuestra provincia también son posibles chubascos tormentosos de menor entidad. Las próximas jornadas serán días en los que la nubosidad será escasa o con nubes bajas al amanecer y que conforme avancen las horas tenderá a un aumento de la nubosidad de evolución a partir del mediodía. El sábado y domingo este tipo de nubosidad será más apreciable en Sierra Morena. Es allí donde se esperan chubascos aislados de tipo tormentoso en la comarca de Los Pedroches. 

En la segunda mitad del domingo y madrugada del lunes es cuando se esperan precipitaciones de mayor entidad y más generalizadas en la provincia. Serán de origen tormentoso y podrán ser localmente intensas de manera puntual.  

La Agencia Estatal de Meteorología tiene activo aviso amarillo por máximas de 38 ºC en Campiña cordobesa desde las 13:00 y hasta las 21:00 del viernes. El Valle y la Campiña estarán en torno a los 38 grados de máxima y 35 en el resto. Mínimas aún sin descender de los 20 grados en la capital y su entorno. Ya algo más frescas en Sierra y Pedroches sábado y domingo siempre que la posible nubosidad que generen las posibles tormentas desaparezca y posibilite que el calor del suelo escape a la atmósfera.

Por ahora, sin noticias de actividad en el Atlántico que nos transporte frentes asociados a borrascas. Alguna señal se observa en mapas lejanos de un anticiclón en retirada a latitudes más altas que posibilitaría un cambio de patrón que ayudaría a la llegada de inestabilidad más favorable para las lluvias que esperamos. Soplemos para que así sea. 

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats