María Santísima de la Paz y Esperanza protagonizó este sábado un Vía Lucis, que llevó a la venerada imagen hasta la Basílica Menor de San Pedro para visitar las reliquias de los Santos Mártires y presidir una eucaristía.

La imagen de la Paloma de Capuchinos lo hizo sobre el paso de la Divina Pastora de Capuchinos, con un manto cedido por la Hermandad de la Buena Muerte y acompañada en el recorrido de regreso por la Banda de Municipal del Arahal, en uno de los actos organizados con motivo de la Coronación Pontificia de la imagen, que tendrá lugar en el mes de octubre.

Etiquetas
Etiquetas
stats