Xisco y un duelo especial con aroma a final

Xisco junto a Carlos Caballero en un entrenamiento. | ÁLVARO CARMONA
El balear, ex del Deportivo, apunta que el partido del viernes es “clave” y se debe “ganar como sea” | “Estamos asimilando conceptos tácticos que antes no teníamos claros”, destaca

Conoce a la perfección al rival, entre cuya afición es poco menos que un ídolo. O al menos tiene el cariño y reconocimiento de una hinchada que festejó su penúltimo ascenso a Primera gracias a un gol suyo. Fue Xisco quien se encargó de culminar el regreso a la máxima categoría en la temporada 2011-12 del Deportivo. La trayectoria en el conjunto coruñés del balear, hace que para él sea un partido especial el de este viernes (20:45). No será la primera vez que se mida al cuadro blanquiazul desde esa tarde en que tocó la gloria, pues ya la pasada campaña lo hizo, pero esa sensación de disputar un encuentro distinto a los demás siempre está ahí. En este caso, se une la importancia que para los gallegos y para el Córdoba, en el que piensa ahora, tiene el choque. Unos y otros luchan por hallar un alivio en la tabla, más si cabe por parte del equipo que dirige Miroslav Djukic. “Lo afrontamos como una final, porque sabemos que puede ser un partido clave para nosotros. Tenemos que intentar ganar como sea, de cualquier manera y así empezar una racha positiva que hasta el momento no ha llegado. A ver si de una vez por todas conseguimos esa victoria tan ansiada”, expuso respecto del duelo.

En efecto, el Córdoba está necesitado de un triunfo, tanto en el aspecto clasificatorio como en el anímico, si bien el Deportivo tampoco anda mucho mejor. En ese sentido, Xisco señaló que “ellos también vienen muy necesitados, porque además el otro día perdieron en casa ante el Getafe”. En ese combate cargado de presión, los califales cuentan con una ventaja según el punta: el escenario será El Arcángel. “Jugamos en casa, ante nuestra afición. Somos el único equipo que todavía no ha ganado en Primera y tenemos que cambiar eso cuanto antes”, indicó antes de asegurar que, a pesar de la situación del equipo, no existe nerviosismo en el vestuario. “Ansiedad no está generando (la falta de victorias), porque sabemos que puede llegar pronto y todos esperamos y confiamos que va a ser este viernes”, expuso. Ganar o ganar, en eso piensa el cuadro califal, que no deja de trabajar bajo las órdenes de un Djukic con el que “la plantilla está bastante cómoda”. “Los jugadores estamos asimilando poco a poco todo lo que quiere el míster de nosotros, todo lo que quiere que hagamos en el campo, la manera de trabajar y de posicionarse y un montón de conceptos tácticos que antes no teníamos claros”, afirmó sobre la metodología del serbio.

Por otro lado, cuestionado sobre el hecho de que el club deba realizar movimientos en el mercado de invierno, el delantero apuntó que la plantilla ahora mismo está con la mente puesta “al cien por cien en el Deportivo y en cambiar esta situación cuanto antes”. “Todo el mundo tiene derecho a opinar, pero otra cosa es que esté acertado o no. Lo que puedan decir fuera no nos afecta y esas decisiones las tendrán que tomar otros, pero el mercado de invierno queda muy lejos todavía y tenemos partidos para intentar revertir esta situación”, expresó en ese sentido. En cuanto al aspecto personal, el balear atraviesa un buen momento, pues cuenta con la confianza del técnico. “Estoy contento, no sólo por haber jugado, sino por cómo están yendo las cosas estas semanas. Me queda seguir trabajando e intentar convencer al cuerpo técnico de que puedo ayudar al equipo desde dentro del campo”, admitió antes de concluir que “cada uno (por los futbolistas) tiene que aportar su granito de manera que pueda y que le ordenan para ayudar al equipo, que al final es el que se tiene que beneficiar”.

Etiquetas
stats