Vuelve Villa, un viejo amigo en la trinchera contraria

Villa volverá al estadio El Arcángel con el Sevilla | MADERO CUBERO
El madrileño volverá a El Arcángel este domingo, aunque lo hará como miembro del equipo técnico de Emery en el Sevilla y, por tanto, con intereses distintos a los del Córdoba

Este domingo volverá a El Arcángel. Aunque en esta ocasión lo hará como rival. Será la primera vez que acuda al coliseo ribereño con intereses distintos a los del Córdoba desde que saliera del club. Una circunstancia que nunca se dio después de formar parte el conjunto blanquiverde como jugador, si bien sí fue adversario antes de ello. El duelo con el Sevilla permitirá el regreso a la que fuera su casa de Pablo Villa, que desde este verano trabaja en el equipo técnico de Unai Emery. Es lo que tiene el fútbol, el madrileño retornará al lugar en que debutó como entrenador profesional y en que la afición le guarda un especial afecto. Pero esta vez el cordobesismo y él irán en bandos opuestos. Significará esto el reencuentro entre el alcorconero y miembros de una plantilla que alcanzó la gesta del ascenso en el final de un recorrido que inició precisamente bajo su dirección. Y también con quien fuera su segundo de a bordo la pasada campaña hasta su destitución: Luis Miguel Carrión.

Pocas presentaciones necesita Pablo Villa (Alcorcón, 12 de marzo de 1976) en El Arcángel. A pesar de no gozar de grandes cualidades técnicas, como jugador fue capaz de ganar el aprecio de los seguidores blanquiverdes en una etapa complicada del equipo. El hoy miembro del equipo técnico del Sevilla recaló en el Córdoba el verano de 2003, procedente de un Leganés con que se midió al cuadro califal. Con los pepineros visitó el coliseo ribereño en dos ocasiones y en ninguna consiguió vencer. Sí lo hizo con la camiseta del Racing de Ferrol en la temporada 2000-01, en que precisamente un gol suyo dio la victoria a los gallegos en tierras andaluzas. Fue en la campaña en que los califales llegaron a liderar la tabla de Segunda A, aunque en el momento en que se desarrolló ese encuentro ya andaban de capa caída. En la escuadra visitante jugaba entonces Unai Emery, con quien Villa coincidió también en el Leganés (2002-03). Los dos comenzaron a forjar una amistad que en la actualidad se refleja en la confianza del de Hondarribia en el alcorconero para su andadura en el conjunto hispalense.

Tras dejar huella como futbolista, por mucho que de por medio hubiera un descenso a Segunda B, Villa logró marcar como entrenador. Regresó al Córdoba el verano de 2012 para dirigir al filial y quizá nadie podía esperar cuando se anunció su vuelta que el segundo equipo blanquiverde pudiera vivir una temporada tan grande. De la mano del madrileño, el B consiguió terminar como segundo clasificado en el Grupo X de Tercera -sólo superado por el Algeciras- y alcanzó la segunda eliminatoria del play off de ascenso a Segunda B. Rozó un salto de categoría que después se produjo por el descenso administrativo del Xerez. Ese buen trabajo le valió para comandar la siguiente campaña al Córdoba con el reto más importante de las últimas cuatro décadas: el retorno a Primera. Las cosas marcharon bien al inicio, pero una mala dinámica le costó la destitución. Y así fue como Albert Ferrer tomó las riendas para llevar al conjunto califal a la máxima categoría, en la que Villa pisará El Arcángel. Pero con otros colores.

Etiquetas
stats