La voz de la experiencia: Rafa Muñoz, preocupado por sus raíces

.

La formación emocional es esencial para cada persona. La piedra angular de toda personalidad. Por ello, el deportista de élite que tenga un pensamiento asentado desde que comienza su carrera, tiene mucho ganado en el deporte que quiera. Tras sufrir muchas adversidades a lo largo de su trayectoria -como el cuadro depresivo después del Mundial de Roma cuando le comunicaron su posible sanción por dopaje-, Rafa Muñoz ha afirmado en una entrevista concedida a la Federación Andaluza de Natación que “aquí quienes realmente deben mostrar apoyo y empatía son las federaciones de las distintas comunidades, que a su vez tienen que ser respaldadas por la Real Federación Española”.

“Hacer ejercicio dentro de casa es una buena forma de amenizar el confinamiento”, explica el ex nadador profesional al ser preguntado por su actividad durante la crisis del Covid-19 en España. Además, intenta motivar a los que practican esta disciplina “haciendo trabajos en seco en su propio domicilio”, aunque esto “conlleva una fuerza de voluntad grande para llevarlo a cabo”, pero “puede marcar la diferencia cuando vuelva la actividad normal”.

El parón obligado en las principales competiciones españolas acarrea unas consecuencias tanto económicas como físicas para las entidades, sobre todo en los clubes que tienen una estructura más pequeña. “Desafortunadamente muchos equipos terminarán desapareciendo o asociándose con otro para poder salir adelante”, apunta un profesional que fue uno de los componentes del Navial, club cordobés dedicado a la natación. Por otro lado, el nivel deportivo de los protagonistas también se verá afectado con “una bajada generalizada”, ya que “los campeonatos que se han suspendido seguramente no se van a volver a retomar”, puntualiza un Rafa Muñoz que entiende que las federaciones autonómicas tienen que “ser respaldadas por la Real Federación Española”.

Por otro lado, existe la natación más profesional y la suspensión de los Juegos Olímpicos de Tokio hasta el próximo año. El cordobés pudo disputar en Pekín la competición más importante a nivel mundial y cree que “la decisión es muy acertada”, debido a que “Japón está cerca de donde se originó pandemia”, por lo que “es prácticamente zona 0”. Una opción que se acerca al típico refrán de mejor prevenir que curar, pero que, ante toda esta problemática, es “mejor retrasar la cita un año a tener que llevarnos las manos a la cabeza”, afirma. Una actividad deportiva que, como el resto, ha quedado parada obligatoriamente por las consecuencias del coronavirus. Todo se irá viendo conforme siga evolucionando la situación, pero Rafa Muñoz y parte de la población siguen muy de cerca cómo puede afectar esto a las entidades más pequeñas. Las que hacen posible realmente la supervivencia del deporte.

Etiquetas
stats