Volver a ganar, el único objetivo en una semana diferente

Jugadores del Córdoba durante un entrenamiento FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba regresa mañana al trabajo con la idea de superar al Hércules después de tres jornadas sin conocer la victoria, aunque antes debe afrontar el compromiso con el Atlético

Semana diferente la que se inicia para el Córdoba este lunes, todavía con el punto sumado en Alcorcón en mente y con las sensaciones dispares que dejó el mismo. El conjunto blanquiverde no sólo prepara el próximo encuentro de Liga ante el Hércules, sino que además tiene el jueves un compromiso amistoso con el Atlético de Madrid y que a buen seguro servirá a Villa para realizar probaturas de cara a una mejoría de su equipo, que en el actual momento encadena su etapa más larga de la temporada sin conocer la victoria. El objetivo, no obstante, es única y exclusivamente que retomar la buena senda en el campeonato de Segunda ante el conjunto alicantino el domingo. En ese choque se debe recuperar también algo del juego que tanto gustó al inicio de la campaña y que en las últimas jornadas parece haberse perdido, sobre todo en lo que a protagonismo en los partidos se refiere.

La escuadra califal regresa mañana a los entrenamientos, con una primera sesión que está fijada para las 10:30. En ese momento comienza una semana intensa en la que el trabajo va a girar, a buen seguro, en la corrección de errores y en la mayor de las concentraciones para volver a ganar ante un Hércules que, curiosamente, regresa a El Arcángel en la misma jornada en que lo visitó el pasado curso. El capricho del calendario o las simples casualidades de la vida han hecho que el Córdoba reciba al cuadro alicantino en la decimocuarta fecha del campeonato, tal y como sucediera en la anterior temporada, y en unas circunstancias muy similares. Los blanquiverdes ocupan la séptima plaza, la misma en que se hallaba a estas alturas de la mano de Berges, y el rival llega en una situación más que comprometida: el 18 de noviembre de 2012, los del Rico Pérez llegaron a orillas del Guadalquivir con sólo ocho puntos y como colista; el domingo lo hace en penúltimo lugar y con 12 puntos.

Pero las circunstancias del Hércules se pueden presentar como un arma de doble filo si el partido se prepara con exceso de confianza, algo que se ve poco posible con Villa al mando del Córdoba. La pasada campaña ya hubo sorpresa en el templo ribereño, algo que sin duda alguna se quiere evitar en la presente, más aún cuando el cuadro blanquiverde llega en su peor racha sin victorias: tres semanas consecutivas. Toca romper con esa dinámica para recuperar el poco terreno perdido en la tabla, donde a pesar de bajar al séptimo puesto mantiene los mismos puntos que dos equipos de play off. Por otro lado, de cara al choque con el conjunto alicantino se espera que Xisco vuelva a ser de la partida. En este sentido, todo va a depender de la evolución del delantero, que se ha perdido los dos últimos partidos de Liga. Sea como fuere, Villa va a contar con una buena oportunidad para medir a sus futbolistas y comprobar de qué forma se puede hacer más daño al rival del domingo. Por cierto, ese encuentro está fijado para las 21:00 horas.

Esa ocasión de realizar pruebas y buscar la fórmula idónea para volver al camino del triunfo y acabar con la más mínima posibilidad de que surja una crisis llega el jueves. Ese día, a las 19:00, el Córdoba se enfrenta al Atlético de Madrid, o lo que quede del equipo del Cholo Simeone, pues hay que tener en cuenta que un buen puñado de sus futbolistas va a estar con sus respectivas selecciones. El amistoso con el conjunto colchonero puede servir a Villa para buscar la mejoría necesaria para el encuentro ante el Hércules, que es lo que realmente importa en la presente semana y en el que quizá haya cambios en el once. Con todo, el duelo con los rojiblancos puede suponer también un ligero cambio al normal desarrollo de las sesiones preparatorias de la escuadra blanquiverde, algo que no se va a saber hasta que lleguen jueves y viernes, pues el club no presenta ya el plan semanal de trabajo del equipo sino que lo hace a diario. Hoy, jornada de reflexión. Mañana, tras el descanso, el conjunto califal vuelve al trabajo. El objetivo es, no hay otro, ganar al Hércules.

Etiquetas
stats