Muchas vidas en un palmo

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Industrias Santa Coloma (2-2) en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

A nadie se le escapa que probablemente la actual esté siendo la temporada más igualada (o una de ellas) de la historia de la Liga Nacional de Fútbol Sala. La crisis económica, derivada a su vez de la crisis sanitaria, ha hecho que el nivel de los clubes se acerque mucho más que en campañas anteriores, incentivado a su vez por la irregularidad ocasionada por los aplazamientos de partidos a raíz del Covid-19, lo que impide a determinados equipos encarrilar una importante racha que les haga coger ventaja sobre el resto. Circunstancias que están beneficiando y afectando a partes iguales a la mayor parte de los conjuntos de la élite nacional, entre ellos el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que encara su segundo curso consecutivo en Primera. Lo cierto es que no está sufriendo en demasía, aunque los mencionados hándicaps han hecho que, tras once jornadas disputadas, el cuadro blanquiverde haya vivido momentos de todo tipo, desde rozar con los dedos los puestos que dan acceso a la pelear por los títulos, hasta tener que convivir de lleno con las posiciones de descenso.

La situación actual arroja una cierta tranquilidad, después de la victoria y el empate cosechados en los dos partidos más recientes. De este modo, el conjunto de Josan González ocupa la décimo tercera posición con trece puntos sumados, tras un balance de tres victorias, cuatro empates y cuatro derrotas. Eso sí, para nada puede confiarse, pues, en esa mencionada igualdad, hasta trece equipos conviven en apenas siete puntos de diferencia. Son los que ocupan los puestos del sexto al décimo octavo. Por tanto, este año más que nunca, cualquier victoria puede alzarte hacia los puestos de privilegio, aunque una derrota puede condenarte al pozo de la tabla.

En el caso del Córdoba Patrimonio, son once los choques que ha disputado, lo que le deja a solo dos puntos del octavo clasificado y a tres del play out (cuatro con respecto al descenso directo). Una situación que refleja la enorme igualdad, y que se incrementa si se compara con los resultados obtenidos a estas alturas durante la temporada anterior. En efecto, en la 2019-20, con once partidos jugados, el Córdoba Patrimonio ocupaba la duodécima posición, a dos de la zona roja y a cuatro del play off.

Eso sí, la irregularidad en la celebración de partidos de la que hablábamos anteriormente conlleva que no todos hayan jugado el mismo número de compromisos. De hecho, al propio conjunto blanquiverde le faltan dos encuentros que tuvo que aplazar por el coronavirus, por lo que el contexto general implica que muchos de sus rivales ya hayan jugado trece encuentros. Sin duda, más margen aún para poder crecer, pues con esas balas no cuentan ya ni los dos clubes que andan por debajo de los cordobeses, ni los tres que están inmediatamente por encima. Un caos en el que hay que medir con lupa cada movimiento tras las distintas jornadas, pero que está posibilitando que apenas tres equipos puedan decir a estas alturas que marchan realmente destacados sobre el resto. Son los casos del Palma Futsal (27 puntos), Jimbee Cartagena (23) y Levante (22), precisamente el siguiente adversario del Córdoba Patrimonio. El resto se mueven entre los 18 y los 9 puntos, diferencia completamente salvable. Por tanto, muchas vidas (y multitud de objetivos) en apenas un puñado de puntos. La liga más igualada en años, de lo cual pretende sacar partido el cuadro de Josan. La rebeldía es un asunto obligado.

Etiquetas
stats