El vestuario tiene su ‘Prozac’: unión, trabajo y paciencia

Alfaro, en Los Cármenes | ANTONIO L. JUÁREZ/LOF

Sanada la herida, ésta de repente vuelve a estar abierta. Desprende gotas de sangre tras la última caída. Es la segunda seguida, en apenas tres días, de dureza difícil de soportar. Tras sufrir una goleada, la segunda del curso pero en otra competición, ante el Tenerife en Copa, el Granada arranca violentamente los puntos de sutura. Sufre el Córdoba, que este sábado cediera con claridad en Granada, un equipo que hasta ese momento no supiera el significado de la palabra triunfo. Los nazaríes, con Oltra a los mandos, ya saben lo que es ganar. Y los califales, por su parte, reconocen de nuevo el dolor. Escocido está el vestuario, que sin embargo apela a la mirada a un horizonte nuevo para no caer en la desesperación. Contra la depresión, la plantilla tiene su Prozac: unión, trabajo y paciencia. Tres ideas tres las que, consideran los jugadores, pueden ayudar a la escuadra blanquiverde en su futuro más próximo.

"Con trabajo, habrá que corregir los errores que hemos tenido hoy. Por trabajo no va a quedar". Ésa fue la respuesta de Alejandro Alfaro en la zona mixta de Los Cármenes cuando fue cuestionado acerca de la fórmula para salir adelante. El onubense, que de nuevo portó el brazalete de capitán, es voz autorizada. Por lo dicho precisamente. Y tras ceder en Granada quiso ejercer de líder, ése que necesita ahora el Córdoba. "El principal problema es de todos. Aquí perdemos y ganamos todos, defendemos todos juntos. El otro día lo hicimos muy bien ante el Tenerife", indicó sobre la debilidad en la zaga. "Hay que estar juntos, unidos, y tenemos otro partido para sacar esto y sumar tres puntos en Valladolid", agregó con la receta para curar la enfermedad del gol rival. Por cierto, que el atacante no vio tan mal al conjunto blanquiverde como reflejó al final el marcador. "Es demasiado castigo para el juego que el equipo ha hecho", dijo.

Un discurso parecido mantuvo un protagonista fallido del partido. Una vez más, y ya van cuatro entre Liga y Copa, vio puerta. Marcó, pero no su gol no tuvo utilidad. "El gol no significa nada si el equipo no gana. Me voy bastante jodido por la derrota", afirmó Sergi Guardiola, quien recordó lo complicada que es esta Segunda A. "Aquí ganas dos partidos y te metes en play off, y pierdes dos y te vas abajo. Es una liga muy larga y tenemos que tener paciencia", expresó en ese sentido. "Tenemos que tener paciencia y con el equipo que tenemos, con el grupo que tenemos, creo que vamos a salir hacia delante seguro", añadió. Por cierto, que tanto él como Alfaro alabaron a la afición, que sin duda es otra clave para evitar la depresión total. "Nos acompaña y se nota. Quiero agradecerle el ánimo que nos está dando en todos lados, y seguro que se lo vamos a devolver", apuntó.

Etiquetas
stats