El trabajo como terapia contra la inquietud

Imagen de un entrenamiento del Córdoba | MADERO CUBERO

Corren tiempos difíciles. La situación es tan compleja que las convulsiones no cesan. El Córdoba atraviesa un momento comprometido a nivel institucional con varios frentes abiertos: una pugna por la propiedad, un embargo preventivo, una remodelación en su estructura directiva con una fractura en el Consejo… De todo ello trata de escapar el equipo, cuya inscripción en el campeonato de Segunda B está pendiente de resolver un bloqueo federativo con diversas vertientes. Es la intención de Enrique Martín, que la plantilla se evada de todo lo que rodea al campo para que la atención esté única y exclusivamente a lo que ha de suceder en el mismo. Con ese pensamiento continúa el conjunto blanquiverde con su preparación de cara a la próxima temporada. Eso sí, el técnico abre el capítulo de entrenamientos a puerta cerrada.

El trabajo sobre el verde es la mejor terapia posible contra la inquietud sobre el futuro más inmediato de la entidad. Así lo entiende, y en esta idea insiste cada vez que tiene oportunidad, Enrique Martín. El navarro apuesta por un aislamiento de los suyos, casi todos recién llegados, para proseguir con una línea de progresión que debe hacerse efectiva el domingo 25 de agosto en el comienzo de la campaña: ante el Recreativo Granada en El Arcángel (21:30). Es en lo único que piensa el preparador califal, que además cuenta con todos sus futbolistas a pleno rendimiento. Al menos así ocurrió en la jornada del miércoles, en la que Chus Herrero y Zelu se ejercitaron con normalidad junto al resto del grupo tras semanas de molestias.

La recuperación tanto del central como del extremo se da por hecha también después de la sesión de este jueves, que curiosamente fue la primera que desarrolló el equipo a puerta cerrada en la presente pretemporada. Los últimos días fueron intensos en el plano institucional, con un nuevo capítulo sumado en la noche del miércoles. Éste fue el relevo de Magdalena Entrenas al frente de la sección femenina del club. Quizá por el permanente ruido extradeportivo consideró Enrique Martín la necesidad de colocar el candado al entrenamiento esta vez, que también tuvo lugar por primera vez en El Arcángel. Con todo, resulta lógico que el navarro acuda a este tipo de entrenamientos para realizar labor más táctica.

Por otro lado, el entrenador aguarda la suma de un nuevo efectivo en la jornada del viernes. Éste es Sebastián Castro, que semanas después de su fichaje recala al fin este jueves en la ciudad. Su vuelo arrancó unas diez horas antes y su estreno en la Ciudad Deportiva está previsto precisamente para la sesión matinal antes de encarar el fin de semana. A las 8:30 ha de comenzar una práctica que, en principio, debe ser más liviana que otras dado que a las 19:30 disputa el equipo su penúltimo encuentro de pretemporada: ante el Sevilla Atlético en el Marbella Football Center.

Etiquetas
stats