Top 10: Las 'superventas'

Florin Andone, en El Arcángel | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba ha ingresado unos 11 millones de euros por traspasos en la etapa de Carlos González | Florin Andone, fichado por el Deportivo, el más caro de la historia con 4'5

Bienvenidos al fútbol moderno. El cordobesismo vivió durante décadas fantaseando de manera recurrente con traspasos legendarios de los años del blanco y negro: Reina al Barça, Verdugo al Real Madrid, Manolín Cuesta al Español... Después llegaron otros que, sin reportar a las arcas grandes sumas, tuvieron su eco por tratarse de jugadores jóvenes que terminarían triunfando en la élite: Toni Muñoz al Atlético de Madrid, Berges al Tenerife, Paco Jémez al Murcia... Hablamos de finales de los años 80. Desde entonces, mucha compra y poca venta. Más bien ninguna. La llegada de Carlos González supuso -como en tantas otras facetas, para bien o para mal- un cambio radical en la política del club.

Desde la temporada 2011-12, en la que el empresario tinerfeño desembarcó en Córdoba, la SAD ha tenido en los traspasos de jugadores una fuente de ingresos permanente. La venta de Florin Andone al Deportivo de La Coruña ha marcado el cénit: por el traspaso del rumano recibirá una cifra, no confirmada, en torno a los 4'5 millones de euros. Se trata de un récord en la historia de las operaciones económicas del Córdoba, triplicando a las anteriores de Fede Vico o Borja García. Según las cifras de venta marcadas en el portal Transfermarkt.co, una de las plataformas de datos de mayor prestigio en el fútbol profesional, el Córdoba CF se ha embolsado algo más de 11'6 millones de euros por venta de jugadores.

Javi Hervás, al Sevilla (1'2 millones)

El mayor traspaso de la historia blanquiverde en su momento y un caso paradigmático del sentido del negocio y la oportunidad que ha impregnado la política del club. En seis meses, Javi Hervás pasó de jugar en Tercera a ser la estrella de la Segunda División española. El club salía de un ERE que provocó la marcha de jugadores y un recién llegado Paco Jémez recurrió al producto local. El impacto de Hervás fue tremendo en la Liga 11-12, siendo uno de los pilares de un equipo que hizo su mejor clasificación en 40 años y disputó el play off de ascenso a Primera. Unos meses antes, el mediocentro cordobés ya había sido vendido al Sevilla por 1'2 millones. En Nervión no triunfó. Después de cesiones al Hércules y el Sabadell se desvinculó del club hispalense para fichar por el Brisbane Roar australiano. Después de tres meses en el Zeljeznicar bosnio, acaba de fichar dos temporadas por el Mirandés.

Borja García, al Real Madrid (1 millón)

Una apuesta personal de Carlos González. Llegó libre desde el Rayo Vallecano y dejó el sello de su calidad en una temporada excepcional con el Córdoba en la 11-12. Marcó 17 goles a las órdenes de Paco Jémez y se revalorizó. En plena pretemporada del año siguiente, el Córdoba anunció que lo traspasaba al Real Madrid para jugar en el filial de Segunda por una cantidad que pudo rondar el millón de euros. En la casa blanca no prosperó lo deseado y terminó volviendo al Córdoba, cedido, para jugar en Primera División. Al regreso al Madrid fue descartado y fichó por el Girona, donde cumplirá su segunda temporada.

Fernández, al Zaragoza (500.000 euros)

El lateral derecho fue otro de los que se reivindicó con Paco Jémez, aunque ya había contado para Lucas Alcaraz, junto a Juan Fuentes en el otro flanco de la defensa. El zurdo se fue gratis al Espanyol, al no aceptar la oferta de renovación en el Córdoba. Fernández sí renovó poco antes de salir en el mercado invernal de la 12-13 con destino al Zaragoza, por entonces en Primera División. Con los maños vivió un descenso y siguió en Segunda, aunque en la pasada temporada fue cedido al Real Oviedo. El Córdoba lleva dos años persiguiendo su retorno, sin conseguirlo. Parece que este verano tampoco será. El cordobés ya está haciendo la pretemporada en el Tartiere a las órdenes de Fernando Hierro.

Javi Patiño, al Buriram United (100.000 euros)

Otro fichaje apuesta que salió rentable. El delantero, que venía del modesto San Sebastián de los Reyes, de la Tercera madrileña, debutó en Segunda con el Córdoba y dejó buenos detalles. En el mercado invernal de la 12-13, el club le envió como cedido al Xerez Deportivo. A su regreso, le vendió al Buriram United de la liga de Thailandia por unos 100.000 euros, si bien el portal Transfermarkt consigna un traspaso de 450.000. Después de una notable temporada y media, el jugador fichó por el Henan Jianye chino, que pagó un millón de euros por él.

Fede Vico, al Anderlecht (1'5 millones)

El niño maravilla de la cantera del Córdoba se convirtió en uno de los ídolos locales por su precocidad -debutó con 16 en el primer equipo a las órdenes de Lucas Alcaraz- y sus presencias en las selecciones inferiores de España. Antes de cumplir los 20 ya tenía un bagaje de partidos como profesional importante en Segunda División. Después de renovar su contrato con el Córdoba, entró en el mercado. El Anderlecht belga pagó por él 1'5 millones y le hizo un contrato de cinco temporadas. En el histórico club de Bruselas no llegó a hacerse un sitio en la primera plantilla y ha afrontado varias cesiones. La primera, al Oostende. La segunda, al Córdoba CF, que le repatrió para disputar la primera temporada de los blanquiverdes en Primera División después de 42 años. Tras regresar a tierras belgas y no entrar en los planes volvió a ser cedido, en esta ocasión al Albacete Balompié. Con los manchegos vivió un descenso a Segunda B. Ahora está a expensas de la decisión del Anderlecht sobre su porvenir.

Sebas Moyano, al fondo de inversión SGR (700.000 euros)

Una de las perlas de la cantera. El jugador de Villanueva del Duque entró siendo juvenil en la órbita del primer equipo, pero los vaivenes en los puestos técnicos y las lesiones frenaron su progresión. En la última campaña, en Tercera, fue una de las piezas clave en el ascenso. Sin embargo, volvió a lesionarse a finales de temporada y no ha podido acudir a la concentración de Hoevelaken tras resentirse en la semana previa. Sus derechos pertenecen a un fondo de inversión, según desveló el Córdoba CF en una asamblea de accionistas. El mediapunta, de 19 años, aún tiene recorrido y un buen escaparate esta temporada en Segunda B.

Crespo, al Aston Villa (700.000 euros)

Fue uno de los fichajes para el proyecto de Primera División. El defensa sevillano llegó cedido por el Bolonia y fue de los más destacados dentro del desastre general del curso en la élite. El jugador no quería jugar en Segunda con los blanquiverdes y su equipo italiano tampoco deseaba su vuelta. En una operación de lo más peculiar, los clubes se pusieron de acuerdo y el Córdoba compró sus derechos. Unos meses después, con el jugador en rebeldía, lo vendió por una cantidad superior al Aston Villa inglés. En la Premier no cuajó Crespo, que volvió a España para disputar la segunda vuelta con el Rayo Vallecano de Jémez. El equipo descendió a Segunda. Hace unas semanas confirmó su fichaje por el Paok griego.

Juan Carlos, al Rayo Vallecano (100.000 euros)

El Córdoba le fichó libre tras salir del Hércules para la Liga 13-14. Era el suplente de Saizar, pero terminó haciéndose con el puesto de titular y logrando el ascenso. Fue el que más veces defendió los palos del conjunto blanquiverde en Primera. Tras el descenso, el jugador mostró su deseo de marcharse. Lo hizo al Rayo Vallecano, que pagó por él 100.000 euros. Con los madrileños vivió el descenso. La semana pasada fichó por el Elche, en Segunda.

Fidel, al Almería (500.000 euros)

Ha sido uno de los pilares en el ataque del Córdoba en los dos últimos años: uno en Primera y otro en Segunda. En la última temporada hizo 11 goles. Con un año más de contrato, no escondió sus deseos de cambiar de aires. El Almería le presentó una oferta económica que mejoraba con mucho su sueldo en el Córdoba y en El Arcángel le abrieron la puerta, previo pago de 500.000 euros por parte del club rojiblanco.

Florin Andone, al Deportivo (4'5 millones de euros)

Un negocio redondo. Llegó gratis en verano de 2014 después de que el Villarreal le descartara tras un año de préstamo al Atlético Baleares, de Segunda B. El Córdoba lo fichó para el filial. La crisis del primer equipo le abrió las puertas. Se ganó a pulso un puesto y la titularidad en Primera División, donde fue el autor del gol más rápido en la historia del club y el artífice de la única victoria de toda la temporada en casa ante el Granada. Fue reclutado por la selección absoluta de su país y jugó la Eurocopa. En enero se presentó una ampliación de contrato y un aumento de sueldo, además de una cláusula de rescisión de 10 millones de euros. Florin Andone era ya uno de los delanteros más cotizados del panorama nacional. Marcó 21 goles en Segunda. "Si el Córdoba hubiera subido a Primera, me hubiese quedado", llegó a confesar. No fue el caso. El Deportivo de La Coruña ha pagado 4'5 millones por él. El rumano será presentado esta semana.

Etiquetas
Publicado el
25 de julio de 2016 - 09:00 h
stats