Tal como éramos

Jugadores del Córdoba en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El equipo de Oltra busca un reconstituyente tras su semana más dura en El Alcoraz, un escenario mítico para el cordobesismo | Cisma y Luso apuntan a la titularidad ante el Huesca

Ganar como sea. Eso es lo que dicen todos cuando ha comenzado la cuenta atrás en Segunda y la presión duele. Pero mientras que para algunos puede ser simplemente un tópico o una forma como cualquier otra para mantener el interés, para el Córdoba la cuestión se torna trascendental. Se terminó el postureo. La visita al Alcoraz de Huesca marca para el equipo de José Luis Oltra un punto de partida para un nuevo camino. Si éste será largo o no lo determinarán los resultados. Si el jefe de todo esto continúa siendo el valenciano, también. El técnico ha vivido unos días de lo más delicado. Habló con todo el mundo, incluido el presidente González, y parece que se ha llegado al acuerdo de que es mejor seguir todos juntos, sin despidos ni volantazos bruscos. Al menos, una semana más. El Córdoba ha hecho un pacto de confianza mutua con el entrenador que se estudiará cada fin de semana y se alimentará de resultados. Nada nuevo. Para empezar, el director deportivo, Emilio Vega, se desplazó con la expedición.

Las apelaciones a la virilidad comenzaron en cuanto terminó el frustrante duelo ante el Albacete, que se impuso en el último suspiro en El Arcángel y echó al Córdoba de la zona de play off, en la que se había mantenido durante veintiséis semanas consecutivas. Después de los resultados de los partidos de la jornada, el Córdoba se sitúa en el puesto décimo primero. Necesita ganar para situarse a un punto de la zona noble. Tendrá que seguir peleando por recuperar lo que fue suyo y perdió de manera lastimosa. Por eso Oltra estuvo con un pie fuera, aunque nadie lo reconoció en público. A Emilio Vega le tocó la ingrata labor de realizar una tournée por los medios de comunicación explicando, a quien le quisiese entender, que todo lo que está pasando es reversible. Sólo hace falta que suceda algo: que el equipo vuelva a ser el que fue durante la primera vuelta. Puede alinear a los mismos jugadores y, por consiguiente, hay que pensar que puede conseguir los mismos resultados. Un planteamiento simple que sirve como sustento anímico mientras que los hechos no digan lo contrario.

Para empezar, un mensaje. La lista de convocados fue consecuente con las proclamas que saalieron durante los últimos días desde El Arcángel. Si esto es cosa de hombres, los jóvenes han de dar un paso al lado. Oltra se dejó en casa a Jonathan Bijimine y a Abel Moreno, que fueron titulares ante el Albacete. Todo apunta a que regresará al flanco izquierdo el veterano Domingo Cisma, que ha visto desde el banquillo el declive del grupo en las últimas semanas y un ritmo de goles encajados que entra en el terreno de lo tragicómico. Luso también oposita a un puesto en el once titular al lado de Markovic, en un doble pivote que se rompió en su día.

También ha sorprendido la captación para el grupo de Albert Dalmau, el descarte sistemático cada jornada. El lateral derecho no ha contado para un Córdoba que durante todo el curso ha venido usando en esa posición a un central, Marius Stankevicius. Para el eje de la defensa retorna Deivid, tras su partido de sanción. El canario ha sido uno de los más críticos durante la semana con el juego del equipo y con el suyo propio. Le tocó lidiar con los medios al igual que hizo Xisco, otro de los capitanes del equipo. El balear puede formar dupla con Florin Andone, reeditando el sistema que mejor rendimiento le ha dado al Córdoba. Aunque el asunto realmente duro y el que suscita todas las preguntas está atrás. El blanquiverde es el equipo más goleado de toda la categoría y no ha sido capaz de mantener la portería a creo en toda la segunda vuelta. En Huesca se va a encontrar con el peor equipo local de Segunda División. Parece, sobre el papel, un lugar propicio para cambiar el signo de una aventura que se ha torcido de mala manera. En Huesca les espera un equipo irregular, con un viejo conocido al frente -el ex cordobesista Anquela- y jugadores señalados como Alexander, Machís o el central Íñigo López, muy recordado por su paso en la temporada pasada por el Córdoba en Primera.

ALINEACIONES PROBABLES

HUESCA: Leo Franco, Nagore, Iñigo López, Carlos David, Cristian Fernández, Aguilera, Mérida, Alexander González, Samu Saiz, Machís y Arruabarrena.

CÓRDOBA: Razak; Stankevicius, Héctor Rodas, Deivid, Domingo Cisma, Pedro Ríos, Markovic, Luso, Fidel, Xisco y Florin Andone.

ÁRBITRO: Ruiperez Marín (Comité Castellano-manchego).

CAMPO Y HORA: El Alcoraz (17:00).

Etiquetas
stats