Ni siquiera en Primera…

Sergi Guardiola, cabizbajo en un partido | LOF

Demasiadas derrotas, muchos goles en contra, pocos puntos… Los datos aparecen en forma de daga para el Córdoba una vez terminado el primer tercio del campeonato de Liga en Segunda A. Una colección de estadísticas que conllevan la peor situación del conjunto blanquiverde, a estas alturas, en la categoría de plata desde la campaña 2004-05. Ya sabe todo el mundo cómo terminó aquel curso. En distintos aspectos, los registros incluso empeoran a los que obtuvieran los tres equipos que descendieran a Segunda B: los de las temporadas 1977-78, 1982-83 y 2004-05. Además, el conjunto blanquiverde ni siquiera logra mejorar, en términos globales, sus números en Primera al paso por la jornada 14. Aunque la escuadra cordobesista estuviera en descenso también entonces.

Paso a paso, el guarismo que más salta a la vista es el de los goles encajados. Ahora el Córdoba acumula un total de 27 tantos en contra. El dato es peor que el de los tres conjuntos que bajaron a Segunda B. Sólo se aproximó, en este sentido, el del curso 1982-83, que a estas alturas había recibido 26 dianas. Téngase en cuenta que la liga era de 20 en aquella época. En cuanto al cuadro califal que consumó su más triste primera vuelta en Segunda A, el de la temporada 2004-05, tampoco éste obtuvo un registro más negativo: 18 goles en contra al paso por la jornada 14. Nueve menos que los que acumula la escuadra ahora dirigida por Juan Merino.

Tampoco consigue este Córdoba marcar más que esos tres. Los 14 tantos actuales están por debajo de los 15 de la campaña 1977-78 y de los 16 de la 1982-83. Sólo supera, por tanto, al cuadro califal del curso 2004-05, cuyo pobre bagaje ofensivo le llevó a anotar sólo cuatro veces en las primeras 14 jornadas de Liga. Llamativo es, y más si cabe que el anterior dato, el registro de derrotas. Las diez de ahora significan alcanzar la segunda peor estadística de esta comparativa. Sólo el conjunto del último ejercicio mencionado perdió más a estas alturas. Lo hizo 11 veces, una más, sólo, que el presente conjunto blanquiverde. Por cierto, esa decena de tropiezos supone la mitad del total (20) del equipo de la 2004-05 y cuatro menos (14) que el global del de la temporada 1977-78. Téngase en cuenta, una vez más, que la competición era en esa época de 18 escuadras.

Si se abre más el abanico de comparativas, el Córdoba actual es el segundo que más perdió al cierre del primer tercio. Obviado ahora el equipo de la campaña 2004-05, el cuadro califal jamás sobrepasó las seis derrotas a estas alturas en Segunda A desde la 1999-00. Es decir, desde que regresó a Segunda A tras su larga travesía por el desierto de Segunda B. Desde entonces, tampoco encajó más que esta temporada. El conjunto que más cerca se quedó fue precisamente el del curso 1999-00, que en las primeras 14 jornadas recibió un total de 20 tantos. En cuanto al número de puntos, de nuevo sólo la escuadra de la 2004-05 sumó menos (5 por los diez del presente). Y un último apunte. En el período analizado, los blanquiverdes apenas terminaron este tramo del campeonato en descenso en dos ocasiones: fue en la 2002-03 y la, otra vez, 2004-05.

Situación más delicada que en la elite

Visto lo visto, por si alguien no se había percatado aún, la realidad del Córdoba es más que complicada. Necesita una reacción ya, eso está claro. Sobre todo si encima uno acude a la pésima temporada del equipo en Primera en la campaña 2014-15. Ni siquiera los registros de ese curso empeoran los del actual conjunto transcurridas 14 jornadas. Entonces, cierto es que el cuadro califal apenas había ganado un partido. Esta vez cayeron tres triunfos. Pero sí que perdió bastante menos. De hecho, cedió casi la mitad de encuentros que el conjunto blanquiverde en este curso. En concreto, fueron seis los choques en los que cayó el colectivo entonces entrenado por Miroslav Djukic. Los empates, esos que sirven para al menos sumar, penalizaron en exceso a ese Córdoba, que aun así sumaba tanto como el presente.

El cuadro califal suma en la actualidad diez puntos, que son tantos como los que tenía en su casillero en aquella 2014-15 a estas alturas de campeonato. Ese registro no le permitía estar fuera de descenso, pero gozaba de un mejor estado. Era antepenúltimo y estaba igualado con el Almería, que delimitaba las zonas de permanencia y de caída de división. Ahora, la salvación se observa a cinco puntos de distancia. Para cerrar, el Córdoba encajó en Primera, hasta la jornada 14, 24 goles. Tres menos que los de este curso (27). Es verdad que anotó tres menos (11 por los 14 actuales), por lo que la diferencia de tantos era similar: de 13 en negativo. Por cierto, que el conjunto blanquiverde no perdió su décimo choque en la elite hasta la vigesimosegunda fecha del campeonato.

Etiquetas
stats