Señores, al tajo: hay motivo

Rafa Navarro da instrucciones durante un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Cuatro sesiones de preparación y un partido al final de la semana. Ése es el calendario laboral del Córdoba, que este miércoles aborda el primer entrenamiento en la Ciudad Deportiva con los mismos objetivos de siempre pero unas circunstancias peores. No depende de sí mismo y deberá batir récords inéditos si quiere lograr la permanencia en Segunda División. Todo eso, en cualquier caso, queda en un debate aparcado porque abordarlo resulta inútil y mortificante. La prioridad es competir a cara de perro para conseguir todos los puntos posibles. A partir de ahí podrá armar de nuevo un discurso que ahora, tras los resultados propios y ajenos, suena irritante, inconsistente y poco creíble. En la instalación del Camino Carbonell, a puerta abierta, el grupo tratará de buscar la fórmula para dar motivos a la esperanza. Lo que tiene que hacer está claro: todo lo contrario de lo que hizo la jornada anterior en Almendralejo, de donde salió goleado y colista. Más allá de los recursos de pizarra, la motivación y la actitud volverán a ser asuntos que saldrán a relucir en el vestuario durante los días previos a un partido que marcará la jornada 30.

Rafa Navarro, el cuarto entrenador en lo que va de curso -la pretemporada fue de Francisco y luego llegaron Sandoval y Curro Torres-, no rompió la regla de los turbios inicios de sus predecesores. Sumó un punto ante el Málaga en un partido competente, en el que encajó el empate en el tiempo añadido por “un regalo que no se debe repetir”, dijo el técnico en la sala de prensa. En Almendralejo no solo se repitió, sino que además fue por duplicado. Dos errores del meta Carlos Abad supusieron un 2-0 que fue imposible de remontar. La tarde aciaga del portero, cedido por el Tenerife, ha abierto el debate popular sobre la portería. En las últimas diez jornadas, el Córdoba solamente ganó un partido y mantuvo la puerta a cero: fue en Tenerife y bajo los palos estuvo Marcos Lavín. ¿Un cambio? Cualquier cosa es posible en este Córdoba que, llegados a este punto, puede dar giros drásticos en cualquier línea del campo.

El entrenador cordobés podrá tener a sus órdenes para el partido, en principio, a toda la plantilla exceptuando a Yann Bodiger. El pivote francés, el fichaje invernal más utilizado -lo jugó todo-, se quedará fuera de la convocatoria por sanción: fue expulsado en Almendralejo. Ya están listos Fernández, Luis Muñoz y Blati Touré, que cumplieron un partido de castigo por tarjetas la pasada jornada. Y de la enfermería salieron ya tanto Chus Herrero, que jugó ante el Extremadura, como Miguel Flaño, que lo vio desde el banquillo. El regreso de Javi Lara, que volvió a pisar el césped para competir después de haber disputado solamente cuatro minutos en todo el 2019 antes de ir a Extremadura, abre nuevas opciones para Rafa Navarro, que después del de este miércoles dirigirá entrenamientos el jueves (El Arcángel, puerta cerrada), el viernes (Ciudad Deportiva, puerta abierta) y el sábado (El Arcángel, puerta cerrada) antes de escoger la convocatoria para recibir al Sporting de Gijón.

Etiquetas
stats