A sacudirse el polvo y continuar con el camino

Rafa Navarro da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

En el rostro se refleja todavía el último golpe sufrido. Su vestimenta aún aparece sucia como consecuencia de la caída. Pero no tiene tiempo para lamentarse, de ahí que ya tenga previsto continuar con su camino. Una senda la suya que pretende hacer menos tortuosa en unos días. El Córdoba retoma el trabajo este lunes después del encuentro del sábado ante el Málaga, cuyo empate en el último suspiro quiere olvidar a la mayor brevedad posible. Para esto último nada mejor hay que recuperar la rutina diaria, y es lo que va a hacer el conjunto blanquiverde. Los califales no pueden además mantener vivo el choque con el cuadro blanquiazul, puesto que por delante tiene otro aún más trascendente. El próximo domingo (16:00) visita a un Extremadura que es rival directo en la lucha por la permanencia.

La siguiente cita liguera del Córdoba es de aquellas en las que el triunfo tiene un valor superior a los tres puntos. Esta vez no sólo por compartir objetivo con el adversario y la victoria supone también impedir que éste sume. También lo es porque tiene ante sí la oportunidad de ganar el gol average. Se trata de un reto complejo para el que va a empezar a trabajar el equipo de Rafa Navarro desde este lunes. La primera sesión de entrenamiento está fijada a las 10:30 en la Ciudad Deportiva, donde el cuadro califal se va a ejercitar a puerta abierta. Su retorno al verde va a ser sin embargo breve antes de afrontar definitivamente los días de preparación para el choque del Francisco de la Hera. El martes toca descanso.

Así, el Córdoba va a retomar la actividad el miércoles. Entonces se repite tanto la hora de inicio como el escenario, y la apertura de puertas, de este lunes. Ya el jueves los blanquiverdes trasladan su entrenamiento a El Arcángel, donde van a trabajar también el viernes y el sábado. Las tres sesiones están previstas para las 10:30 y con puertas cerradas. Esos días van a ser precisamente en los que el técnico incida en aspectos tácticos y estratégicos. Antes de la última práctica, por cierto, acude Rafa Navarro a la sala de prensa para atender a los medios. En esa jornada va a resultar más probable resolver las dudas que puedan existir en torno al estado físico de varios jugadores, si bien ya el lunes y el miércoles va a ser posible alguna aproximación a este hecho.

Sobre las incógnitas, las principales se mantienen en el eje central de la zaga. Tanto Chus Herrero como Miguel Flaño acumulan más de un partido, y de dos, de baja por sendas lesiones. La situación del zaragozano es en principio en la que se tiene menos preocupación, pero ésta no deja de existir. Por otro lado, cabe observar también si el joven Andrés Martín trabaja con normalidad después de que el sábado sufriera un golpe en el hombro que le impidió terminar su participación con normalidad. Toca mirar a enfermería una semana más.

Etiquetas
stats