Romero, el 'crack' en “el lugar equivocado”

Oliver y Romero, en el palco de El Arcángel viendo al filial. Atrás, el técnico del Betis. Quique Setién, cuyo hijo Laro juega en el equipo blanquiverde | ÁLEX GALLEGOS

¿Qué garantía de continuidad tiene Jorge Romero al frente del remozado Córdoba? Pues la misma que cualquier otro técnico: los marcadores. “Contra los resultados no puede ir nadie”, dijo -sin que esto sea descubrir nada nuevo- el director general deportivo blanquiverde, Luis Oliver, quien valora al actual entrenador porque “tiene 33 años y es un crack”, aunque matizó que “está en el lugar y el momento equivocados”. “Le está tocando asumir una situación que no es responsabilidad suya, sino de otros”, dijo el navarro, que recalcó que Romero tiene “todo el apoyo y el cariño”.

“Yo no tengo nada planteado ahora mismo”, arguyó Oliver ante los periodistas en su peculiar comparecencia en el despacho presidencial. La derrota ante el Barcelona le dejó mal cuerpo, como a todos, pero huyó de culpar al entrenador porque “fue por las decisiones arbitrales: un gol de penalti que no fue y otro en fuera de juego”. Al entrenador lo sostienen o lo derriban las derrotas “y lo del Barça no se puede considerar así” porque “todos vimos cómo estuvimos en el campo y la capacidad del equipo para ganar los partidos que nos hacen faltan para salvarnos”.

En El Arcángel estuvo Caparrós, cuyo nombre sonó hace unas semanas en las quinielas como posible inquilino. El técnico utrerano ya se desmarcó de cualquier posibilidad de recalar en el Córdoba y Oliver trató de dejar zanjada la cuestión: “Su presencia fue circunstancias. Soy muy amigo de Caparrós, pero ni siquiera sabía que estaba aquí”. En los corrillos ha circulado también el nombre de Pepe Mel, el entrenador fetiche de Oliver, que este año no podría trabajar y que para el que viene... Todo dependerá de dónde esté el equipo. “Romero está remando, como todos, y estoy seguro de que llegará a hacer algo grande en el mundo del fútbol”, indicó Oliver.

Los números desde la llegada de Romero al cargo han mejorado con respecto a sus antecesores. Anda mejor que Carrión y supera, de largo, la nefasta etapa de Merino. Pero las cuentas no terminan de salir. Bajo el mando del cordobés, el conjunto blanquiverde ha sumado 7 puntos en 8 partidos, gracias a dos victorias (Reus y Albacete) y un empate (Rayo). Todos en El Arcángel. Lejos de él, nada. La única alegría del curso fue la última semana de agosto del año pasado en Albacete (0-3) con Carrión y, meses más tarde, un empate agónico en campo de un Sevilla Atlético en inferioridad (1-1) al mando de Merino. El domingo, el Córdoba va al Heliodoro Rodríguez de Tenerife, donde precisamente acaban de poner en la calle el técnico Pep Martí para fichar como revulsivo a Joseba Etxeberría. Ahí tendrá Romero una oportunidad más para sacar sus primeros puntos como entrenador fuera de casa... o lidiar con las consecuencias.

Etiquetas
stats