La RFEF defiende la salud como prioridad

Rocío Gálvez durante un encuentro con el Levante

La salud es lo más importante. En una temporada marcada por la pandemia del Covid-19, no hay duda de que todos los estamentos del deporte (y de la sociedad en general) trabajan con el fin de priorizar el control absoluto de los contagios. Y así lo ha querido dejar claro la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que a través de un comunicado ha informado que “continuará priorizando la salud en la competición femenina, garantizando que el juego se desarrolle en las condiciones de seguridad imprescindibles ante la pandemia existente, con cientos de fallecimientos en España todos los días”. Un escrito que sirve como referencia a la carta emitida por las futbolistas de la Primera Iberdrola, donde se pide una revisión del protocolo en la competición nacional. 

Así, la RFEF añade en su texto que “convocó, por iniciativa propia y siempre habiendo informado previamente a todos los clubes de la competición, a las capitanas de los equipos de la Primera División para conocer su opinión sobre la situación actual de las competiciones, derivada de la pandemia y para explicar los procedimientos establecidos para la suspensión de los partidos”, un encuentro en el que las jugadoras “expusieron sus impresiones y formularon de manera individual su opinión sobre posibles cambios o mejoras que, desde su punto de vista, deberían introducirse”. 

Además, el órgano federativo ha convocado para el próximo martes a la Junta de División de la Competición Profesionalizada de la RFEF, integrada por Federación y clubes. Este es el órgano reglamentariamente previsto para poder elevar aquellas propuestas de resolución que pudieran ser aprobadas por los órganos competentes de la misma (Comisión Delegada), y será , como no puede ser de otra manera, en los órganos legalmente previstos donde se puedan adoptar aquellas decisiones que, una vez escuchadas las jugadoras, adopten los clubes y sus representantes como únicos legitimados y con capacidad para adoptar decisiones que modifiquen el marco normativo actual.

El escrito detalla algunas de las consideraciones que se pusieron sobre la mesa en la citada reunión, especificando que todas las jugadoras de fútbol de Primera División Iberdrola deben superar semanalmente un test de antígenos de Covid antes de poder disputar los partidos oficiales, los cuales “son suministrados de forma gratuita por la RFEF a todos los clubes de competición oficial de ámbito estatal”, aclara. Asimismo, se puntualiza que “cada club tiene registrado en la plataforma de la RFEF a un Responsable Médico del Equipo que debe informar y firmar antes de cada partido que todas las jugadoras están habilitadas” para disputar el choque y que “ninguna de ellas ha tenido contacto estrecho con ningún positivo de Covid en las horas o días previos”, no pudiéndose jugar el mismo sin que dicho responsable sanitario lo haya “certificado y acreditado”. 

Finalmente, la Federación hace hincapié que no se ha suspendido “ni un solo partido sin que haya habido una orden de la autoridad competente o sin que hubiera un certificado médico que solicitara la suspensión” del mismo”, subrayando que “analizará con los clubes la situación de la competición y adoptará con ellos las decisiones que se puedan adoptar, pero no renunciará en ningún momento a aplicar todas las normas necesarias para garantizar la salud de todos los participantes en las competiciones y de sus familias, por mucha presión que le ejerzan desde cualquier colectivo o grupo, participante o no, en las competiciones. La RFEF no renunciará en ningún momento a priorizar la salud por delante de finalizar la competición a cualquier precio”.

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 05:10 h
stats