Un retorno con calor y sin Caballero ni Cisma

Primer entrenamiento del Córdoba tras su 'stage' en Hoevelaken.
El Córdoba vuelve al trabajo en la Ciudad Deportiva con el mediocentro y el lateral ausentes por molestias | Emilio Vega conversa con Razak al final del entrenamiento

Regresa a la actividad. El Córdoba está de nuevo en marcha, después de la jornada de descanso que viviera el lunes. El conjunto blanquiverde retornó, además, a la Ciudad Deportiva Rafael Gómez, donde este martes se ejercitó por vez primera tras su período de concentración en Hoevelaken. El equipo que dirige José Luis Oltra se topó de buenas a primeras con la realidad de la diferencia de temperaturas. Del agradable clima neerlandés al calor cordobés, que en esta ocasión resultó por momentos sofocante. Bajo un sol poco compasivo, el cuadro califal completó una sesión que fue seguida por un buen número de aficionados y con dos ausencias significativas. Fueron las de Carlos Caballero y Domingo Cisma, que abandonaron las instalaciones del Camino de Carbonell sólo unos minutos después de la llegada a las mismas.

La elevada temperatura con la que trabajó el equipo y la falta del centrocampista y del lateral izquierdo fueron las dos notas más destacadas de una sesión en la que Oltra quiso prestar especial atención al disparo y al centro. El trabajo para mejorar dichos aspectos ocupó buena parte del entrenamiento en la Ciudad Deportiva, si bien hubo tiempo también para otro tipo de prácticas y para un partidillo a medio campo. El Córdoba trabajó con intensidad, la que le permitió en cada momento el calor, eso sí. En cuanto a Cisma y Caballero, ambos llegaron al Camino de Carbonell con el resto del plantel, pero apenas unos minutos después abandonaron las instalaciones para realizar trabajo específico. Tanto el madrileño como el sevillano sufren unas ligeras molestias musculares, que, según fuentes del club, no revisten gravedad. Es decir, no debe existir preocupación en torno al estado físico de los dos futbolistas.

La de este martes no sólo fue la primera sesión de trabajo en Córdoba tras el stage de Hoevelaken, sino también la primera en la que se pudo ver sobre el césped de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez a Juli y Rodri, los dos últimos fichajes de la entidad blanquiverde de cara a la próxima campaña. Junto a ellos y a los demás integrantes del equipo estuvieron también los habituales refuerzos del filial: Marc Vito, Pablo Vázquez, Javi Galán, Vera y Quiles. Todos ellos estuvieron en Países Bajos, al igual que Moha Traoré que esta vez no estuvo a las órdenes de Oltra. Por otro lado, el regreso a la actividad del cuadro califal dejó otro detalle, cuando menos interesante. Al final del entrenamiento, Emilio Vega, que como suele ser costumbre siguió la evolución del plantel, dialogó durante unos minutos con Razak, quien en principio se ganó su continuidad en el cuadro califal tras el definitivo adiós de Falcón. La intención del guardameta ghanés, desde luego, no es otra que continuar como blanquiverde.

Etiquetas
stats