Rennella salva tres puntos en el partido tonto del Córdoba

FOTO: MADERO CUBERO
Los blanquiverdes consiguen vencer por la mínima al Guadalajara marcando a dos minutos del final

El Córdoba ha ganado sin jugar. Los hombres de Berges han disputado un partido plomizo en una jornada borrascosa donde, en ningún momento, se pudo reconocer al equipo de las últimas jornadas. Aún así, el conjunto blanquiverde sumó tres puntos importantes que le dejan en la octava plaza de la tabla, a cuatro de los puestos de play off y a seis del descenso. Lo positivo, el acierto del delantero Rennella, que propició la victoria por la mínima. Lo negativo, que el conjunto acabó jugando con diez, por la expulsión de Gaspar minutos antes del final, y que a Ponferrada no viajan por acumulación de amonestaciones ni Dubarbier ni López Garai.

El partido comenzó con un Córdoba dormido al que le costó trenzar siempre más de tres pases. El conjunto de Berges, con imprecisiones, se enfrentó a un rival que manejó con más acierto los diez primeros minutos de encuentro. Los hombres de Terrazas pudieron hacer el primer tanto a cinco del comienzo en una jugada de Azkorra que, en aparente fuera de juego y tras un error de Olivas, lanzó un balón al palo zurdo de Alberto.

Apenas un minuto después, Rennella provocaba la primera acción de peligro para el conjunto local. El franco-italiano regateó a dos defensas y lanzó en largo con intención. Bien Ramírez en el rechace.

El partido entró en una espiral plomiza que se disputó en el centro del campo sin apenas intensidad. El más activo del cuadro cordobés, Dubarbier, disparó en el minuto diecisiete también desde la lejanía sin que Toño pudiera hacerse con el balón. El rechace cayó a los pies de Rennella, que no pudo consumar la acción al topar con el meta, que tuvo que ser atendido tras el choque.

A la media hora, Dubarbier, en jugada personal por la izquierda, cedió a Patiño para que este disparara ya dentro del área encontrándose con Toño, que practicó una buena respuesta. Susaeta intentó la réplica en un conato de peligro en forma disparo lejano que no inquietó al meta catalán.

La mejor acción de la primera mitad la realizó por obra y gracia de su magia López Silva. En el treinta y cinco, tras un desplazamiento sobre la banda izquierda regateó en el extremo derecho del área a Toño, que atónito quedó sentado. El gaditano, mutado en la figura de Iniesta, dio una asistencia que era más difícil fallar que meter. Patiño, sin portero, estrelló la bola con Espín en la misma línea de gol.

A cinco del final de la primera parte, Gaspar estuvo a punto de colar el gol tonto de la jornada en propia puerta, algo que evitó Alberto. Entre ronroneos concluyó una mitad para olvidar.

A Berges le gustó tan poco la primera parte que arrancó la segunda con dos incorporaciones de inicio. Vico y Caballero sustituyeron a Patiño y a Abel. Pareció salir más entonado el Córdoba, pero sólo eso quedó en una falsa sensación. Los de Berges recibieron a siete del comienzo un disparo frontal de Susaeta tras un error defensivo.

Con Vico ejerciendo como revulsivo, en el cincuenta y tres, Rennella no aprovechó un taconazo del canterano, que engañó a los centrales César y Espín, practicando una cesión que dejó al delantero con margen de maniobra para marcar.

La perla blanquiverde volvió a comandar la vertiente ofensiva disparando tres minutos después desde fuera del área un balón que salió por un metro del palo izquierdo. Sin enganche, los cordobesistas solo acercaban el esférico a la meta de Toño con lanzamientos. Así, Rennella, a los veinte minutos de la reanudación, chutó una falta que el meta rival supo rechazar.

En la contra que se propició, el Guadalajara tuvo su mejor ocasión después de que Susaeta dejara desde la banda derecha un balón a Vicente, que se enbarulló en el portal del área dejando escapar una clara ocasión.

López Silva, activo a destelladas, disparó de nuevo en largo en el minuto setenta y tres. Hubo que esperar otros cinco minutos más para que la contienda se pusiera tan oscura como el día. Gaspar recibió la segunda amarilla por, según el colegiado, realizar una falta que había hecho Fernández.

La contienda se puso cuesta arriba ante un Guadalajara que no quería la victoria y que perdió el tiempo buscando el final. Lo bueno estaba por llegar. Rennellla probó a Toño de nuevo cuatro minutos antes de marcar. El punta acertó tras una acción que había estado precedida por un nuevo disparo en la distancia larga de Vico. A dos para el final, López Silva y Caballero conectaron una acción cuyo final remachó el franco-italiano sumando el único tanto del partido.

Los blanquiverdes sacaron petróleo del acierto de su delantero, que poco a poco comienza a ser imprescindible en este equipo. El Córdoba, con siete hombres que habían repetido en el once hacía apenas sesenta horas, venció una disputa que cierra una semana complicada en el calendario. Partido tonto, sí, pero partido ganado.

FICHA

CÓRDOBA CF: Alberto, Fuentes (Joselu, minuto 68), Kiko Olivas, Gaspar, Fernández, López Garai, Abel (Caballero, minuto 45), Dubarbier, López Silva, Patiño (Fede Vico, minuto 45) y Rennella.

GUADALAJARA: Toño, Javi Barral, Espín, César, Aitor, Jony (Álex Ortiz, minuto 65), Jon Erice, Vicente, Susaeta (Badía, minuto 85), Cristian y Azkorra (Kike Tortosa, minuto 75).

GOLES: 1-0, Rennella (minuto 88).

ÁRBITRO: Pablo González-Fuertes (asturiano). Amonestó a Jony (minuto 24), López Garai (minuto 29), Dubarbier (minuto 59), César (minuto 63), Caballero (minuto 73), Gaspar (minuto 76, minuto 80 –roja-), Kike Torsota (minuto 83), Toño (minuto 84).

INCIDENCIAS: Jornada 12 de Liga. Estadio El Arcángel. 7.790 espectadores. Lluvia intermitente e intensa.

Etiquetas
stats