La reivindicación de Zelu

Zelu celebra su gol en Algeciras | LOF

Aunque en ocasiones parezca imposible todo está abierto al cambio. En el fútbol como en la vida cualquier situación es susceptible de sufrir modificaciones. A veces éstas no son pequeñas. O no al menos resultan poco significativas. Buen ejemplo de ello es la nueva realidad de Zelu, que consigue asentarse en el once del Córdoba tras estar en la rampa de salida al cierre del pasado mercado estival. El jerezano trata de reivindicar su lugar en el conjunto blanquiverde en los últimos partidos, gracias también a que el entrenador, Enrique Martín, haya optado por variar su sistema de juego. Demostración de esto es su estreno como goleador con el cuadro califal, en el que enfrenta difíciles circunstancias casi desde su llegada en 2018.

El joven futbolista, de apenas 23 años, estuvo más fuera que dentro en el último día de la ventana de fichajes de verano. A pesar de que parecía contar tanto para la dirección deportiva como para el cuerpo técnico desde el principio, se le vio como un elemento prescindible. Más si cabe porque el Córdoba necesitaba un pivote defensivo y no tenía licencias de mayores de sub 23 para acometer esa contratación. Fue así cómo a Zelu se le abrió la puerta, que al final no cruzó. La entidad firmó al hondureño Luis Miguel Garrido, que sin embargo debe esperar a enero para tener ficha. Ya entonces estaba claro que el extremo tenía un rol complicado en el vestuario blanquiverde.

No era el panorama mucho mejor que el que tuvo en verano de 2018, cuando llegó de la mano de Luis Oliver. Su fichaje pasó desapercibido al principio y ni siquiera gozó de anuncio oficial por parte del club. Semanas después hizo las maletas para ir cedido a la Cultural Leonesa. El jerezano estuvo a punto de tener una experiencia parecida en esta ocasión. Con la temporada ya iniciada apenas contó con participación testimonial en las seis primeras jornadas, en las que sumó ocho minutos en dos partidos (dos en la visita a Villarrubia de los Ojos y otros seis en el duelo con el Sevilla Atlético). Pero el preparador blanquiverde dejó de estar convencido de su esquema y decidió cambiar, lo que supuso una oportunidad única para el jugador.

Ante el Cádiz B Enrique Martín apostó por un dibujo táctico en que eran necesarios los hombres de banda en ataque. Fue ahí donde apareció la figura de Zelu, que obtuvo la titularidad sin que nadie lo esperara. En el choque con el filial amarillo no logró ofrecer su mejor versión por mucho que generó algunas buenas opciones ofensivas. Su papel en Algeciras el domingo resultó más destacado. En el Nuevo Mirador fue el futbolista más presente en ataque para el cuadro califal. De hecho estrenó su cuenta anotadora con la elástica del Córdoba con un gran disparo desde la frontal. Su tanto sirvió para abrir el marcador y también el camino hacia una victoria que finalmente no se produjo. Antes del descanso efectuó incluso una asistencia que no terminó en diana por poco.

De esta forma, Zelu se reivindicó sobre el césped. Eso sí, la felicidad no fue plena tras perder el cuadro califal una clara ventaja de 0-2. "Satisfecho no porque nos vamos con un sabor agridulce. Teníamos el partido en nuestras manos", apuntó el jerezano sobre sus sensaciones después del partido en Algeciras. "Nos tiene que servir para aprender y para seguir mejorando", añadió acerca del encuentro. Lo cierto es que al menos el extremo se sabe por fin en igualdad de condiciones con el resto de integrantes de la plantilla que dirige Enrique Martín. Al menos por ahora, ya que resta saber si el técnico va a continuar en adelante con el esquema elegido en las dos últimas jornadas.

Etiquetas
stats