Y recurrida la inadmisión de la querella contra los jueces de lo Mercantil

Joaquín Zulategui y Luis Oliver, en la Ciudad de la Justicia | MADERO CUBERO

Parece, visto lo visto tanto la semana pasada como ésta, convertirse en norma que los lunes sean realmente intensos en torno al Córdoba CF SAD. Si siete días atrás fuera por la publicación de las cuentas de la temporada 2018-19 y de la convocatoria de una junta general ordinaria para el 26 de agosto, esta vez toca uno de los muchos asuntos del plano judicial. En concreto, la inadmisión por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de la querella presentada por Bitton Sport -esto es Luis Oliver y Joaquín Zulategui- contra los jueces Antonio Fuentes y Fernando Caballero. Conocido el auto de la Sala de lo Civil y Penal del alto órgano autonómico, también se sabe que la sociedad demandante tiene interpuesto recurso de súplica desde un día después de recibir la notificación.

En efecto, Bitton Sport -ya que esta querella se presentó a título de la sociedad- envió recurso de aplicación, al que cabía el mencionado auto, para solicitar que quede “sin efecto lo actuado”. Del mismo modo, como es lógico, reclama que “subsidiariamente y en otro lugar dicte auto por el que acuerde sin más la admisión a trámite de la querella y la admisión de las diligencias de prueba propuestas, entre otras el interrogatorio de los querellados y la prueba testifical”. Es el ruego con que finalizaba el documento de carácter oficial remitido al TSJA, que el 28 de julio determinó archivar la denuncia por presunto delito de cohecho del titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 -esto es Antonio Fuentes- y el magistrado de la Audiencia Provincial sugerido para relevarle en el proceso de la venta de la unidad productiva del Córdoba CF SAD –es decir, Fernando caballero-.

Cabe recordar que la querella se interpuso por la supuesta entrega, recepción y uso de dos pases de temporada, hace ya unos años, a los dos jueces. La Sala de lo Civil y Penal, sin embargo, dictó su inadmisión a trámite  puesto que “los abonos no fueron utilizados, ni personalmente por sus destinatarios ni por terceras personas a las que se les hubiesen cedido”. Dicho argumento se sustenta en un informe de LaLiga en el que quedó reflejado que los carnés no tuvieron presencia en los tornos de El Arcángel. Así, Bitton Sport consideró en su recurso que a pesar de ello “no variaría la calificación jurídica de los hechos, como lo han demostrado resoluciones jurisprudenciales que han condenado por delito de cohecho a quien jamás vistió el traje que le fue regalado”. “Solo variará la calificación inicial de los hechos probar que el regalo se rechazó expresamente y categóricamente”, se añadió.

La súplica por parte de Bitton Sport, que ha adelantado ‘La Jugada de Córdoba’ de Canal Sur en redes sociales y a la que también ha tenido acceso CORDÓPOLIS, es un documento de 17 páginas en el que se expuso la necesidad de considerar pruebas y abrir diligencias e investigación. Un texto éste que concluyó la representante legal de la sociedad con la idea de que “la confianza en la Justicia es difícil mantenerla ante resoluciones” como ésta. Pues se encuentra, se señaló, “desprovista de asidero legal, asentada en un antejuicio sin juicio, con presunciones sin fundamento y todo ello para no admitir una querella interpuesta legítimamente por unos hechos que la propia sala señala que objetivamente pudieran ser constitutivos del delito que se imputa”.

Etiquetas
stats