Razak, un refuerzo para el filial que mira al primer equipo

Razak estrecha la mano de Cordero en su presentación FOTO: CORDOPOLIS
El guardameta, primer fichaje de la era Cordero, estaba sin equipo tras el descenso administrativo del Guadalajara, por lo que asegura que esta aventura es “como empezar de cero”

Después de recuperar la sonrisa que otorga el triunfo, el Córdoba volvió esta mañana al trabajo con la mirada puesta en obtener un resultado positivo en el último partido del año ante el Real Madrid Castilla. Lo más significativo en la primera sesión del conjunto blanquiverde, nuevamente llevada a cabo en El Carpio, fue la presencia de Razak, el primer fichaje de la era Cordero. El guardameta ghanés entrenó con la primera plantilla a pesar de que llega para reforzar al filial y ayudar en la salvación del equipo, en estos momentos colista del Grupo IV de Segunda B. Quizá pueda resultar un tanto extraña la incorporación del ex del Guadalajara, toda vez que José Antonio Romero cuenta con Sillero y Molero, pero en este sentido pudo ayudar que el nuevo director deportivo de la entidad califal ya conociera al refuerzo del segundo equipo. No en vano, recaló en el Tenerife de su mano.

Razak Brimah, de 26 años, firma por el Córdoba después de pasar los últimos meses en paro. El descenso administrativo del Guadalajara le supuso quedar fuera de los planes de cualquier equipo, si bien en el primer tramo de la presente temporada no quedó inactivo completamente, pues entrenó en una escuela de porteros en Málaga. Sea como fuera, el ghanés forma parte ya del conjunto blanquiverde, en un principio para trabajar en la permanencia del B y la próxima campaña para formar parte del primer equipo. Así lo hizo saber en su presentación Pedro Cordero: “Estos seis meses viene para ayudar al filial y tiene una temporada más con el primer equipo la que viene”. Además, el director deportivo del club califal aseguró respecto del cuadro que dirige José Antonio Romero que “estamos en una situación muy preocupante y vamos a intentar, aparte de a él (por Razak), traer varios jugadores para salvar al equipo”. De este modo, se prevé un mercado invernal movido para la entidad, tanto para la primera como para la segunda plantilla.

En cuanto al cancerbero ghanés, éste se mostró satisfecho de su llegada al Córdoba y expresó estar “con mucha ilusión y muchas ganas”. “Vengo con muchas ganas de ayudar al filial e intentar salvarlo y seguir adelante”, comentó en su presentación ante los medios esta mañana en la sala de prensa de El Arcángel. Cuestionado por la situación por la que ha atravesado los últimos meses, antes de su incorporación al cuadro blanquiverde, señaló que el descenso del Guadalajara, con el que disputó la pasada campaña más de una veintena de partidos, “fue en el último momento, quedaban cuatro días para empezar la Liga y todos los equipos ya tenían portero”. Pero no se detuvo en su preparación y trabajó en Málaga, algo que “me ha ayudado mucho”, tanto que indicó que “llego aquí muy bien y tengo ganas de que llegue el domingo”. Porque se ve listo para defender la meta del filial.

Tiene claro Razak que la aventura que inicia en Córdoba es como “empezar de cero otra vez”, aunque insistió en que aterriza a orillas del Guadalquivir “con muchísimas ganas de trabajar y ayudar”. El guardameta también aclaró que “vengo al filial, pero en el fútbol pasan muchísimas cosas”, motivo por el que se preguntó a Pedro Cordero por la situación de Juan Carlos, que no ha variado “en absoluto”. El portero nacido en Accra, primer refuerzo que se realiza de la mano del nuevo director deportivo de la entidad califal, tendrá contrato profesional, aunque ficha del segundo equipo. En este sentido, Cordero afirmó que “en un momento dado podría jugar con el primer equipo”, si bien en ese caso no podría volver a participar con el B.  En referencia a sus características, Razak afirmó que es un cancerbero “normal, trabajador” y que “siempre me gusta ir a más y aprender de mis compañeros”.

Etiquetas
stats