Raro entrenamiento y reunión de Berges con los capitanes

La segunda sesión semanal se desarrolla sin Rennella, con molestias en su rodilla izquierda, y en un ambiente tenso

Imprecisiones, desajustes, caras largas y pocas risas. El regreso del equipo al trabajo se ha desarrollado en un ambiente algo enrarecido. Y es que nadie puede obviar a estas alturas que el conjunto blanquiverde atraviesa la peor racha de las dos últimas campañas, con cinco partidos consecutivos sin conocer la victoria y tres derrotas seguidas.

Los hombres de Berges, que esta mañana han realizado una de las sesiones con mayores desaciertos de los últimos meses, parecen algo más que tocados en lo anímico. Quizá por eso, el míster, justo al término del entrenamiento llevado a efecto en la Ciudad Deportiva, ha convocado una reunión con los máximos responsables del vestuario.

Tal y como ha explicado Alberto Aguilar, “ha sido un encuentro con los capitanes donde quería conocer lo que pensamos los jugadores”. El entrenador, cuyo cargo puede ponerse en entredicho una vez más dependiendo de lo que ocurra el domingo ante el Almería, ha querido despejar sus dudas porque necesita saber si sus hombres confían en él.

Aguilar ha matizado que “estamos con él, así se lo hemos dicho y lo que necesitamos es estar más unidos que nunca”. El de Benamejí, que ha reconocido haberse sentido “sorprendido” en el pasado cuando dejó de participar de manera habitual, ha explicado que la única manera de “resolver” la situación es con victorias.

Una realidad ésta con la que todo el mundo esta de acuerdo, aunque la cuestión es si eso podrá ser o no posible en un corto plazo, máxime cuando el próximo rival es “uno de los mejores de la categoría”, como concretaba el cordobés.

Por lo visto durante el entrenamiento, parece algo más que difícil. Sin duda alguna, los pupilos de Berges han desarrollado una jornada donde se ha constatado que algo no funciona. Porque se han contemplando múltiples fallos defensivos, descoordinación entre líneas e incluso cierto desapego en competencias.

La nota positiva la ha puesto el delantero Xisco que, pese ha haberse entrenado de manera intercalada con el grupo y en solitario, ha vuelto ha dar muestras de que tiene un acceso fácil al gol.

La sesión, en la que no ha participado Rennella por molestias en su rodilla izquierda, que tras el entrenamiento del lunes quedó “algo inflamada”, como ha advertido el propio jugador a la salida del estadio, ha durando alrededor de una hora y media.

Tras la misma, Alberto Aguilar pasaba por la sala de prensa para también detallar que desde su punto de vista considera que “debía haber jugado más partidos de los que he jugado, pero no puedo hacer nada, es cosa del entrenador”

En esos términos, refería que “es cierto que Armando en su momento lo hizo bien” y que no le queda otra que “trabajar y demostrar que tengo que jugar”.

Sobre los motivos, el jugador ha asegurado que “no tengo nada que hablar” con el míster y que Berges es consciente de que “lo que quiero es jugar, no me valen excusas”.

Etiquetas
stats