“Lo primero es conseguir los puntos que den la salvación”

Raúl Bravo bromea en un entrenamiento FOTO: MADERO CUBERO
Raúl Bravo opta por la prudencia y recuerda que el Córdoba no está "ni arriba ni abajo", si bien entiende que "este año es una buena oportunidad para subir a Primera"

Quizá cuando se anunció su fichaje hubo quien desconfiara. En los últimos años no pudo disputar tantos partidos como hubiera querido, casi siempre por lesiones. Ese problema apareció al comienzo de la presente temporada, pero quedó atrás. Y así, su nombre es uno de los indiscutibles dentro del once del Córdoba en un campeonato que poco a poco toca a su final y para el que existe un primer objetivo claro: amarrar la permanencia. Después ya se verá. En ese sentido se expresó Raúl Bravo, que acudió esta mañana a la sala de prensa de El Arcángel tras la segunda sesión preparatoria de cara al duelo con el Hércules. "Lo primero y lo más importante es conseguir los puntos que nos den la salvación matemática y seguro que cuando logremos eso se mira para arriba y estamos en play off o a pocos puntos", señaló cuando fue cuestionado sobre su renovación con el conjunto blanquiverde.

A ese respecto desveló que cuenta con una clausula de partidos jugados por la cual quedaría sellada su continuidad en la entidad califal, pero que ésta sería segura si el equipo logra el salto de categoría. "Ahora mismo es tontería hablar de renovación, porque hay que subir a Primera. Es algo que está difícil, pero que no descarto", indicó. Sobre esa posibilidad de ascenso y la igualdad existente en Segunda esta campaña comentó que "este año es una buena oportunidad de subir para muchos equipos, al ser tan irregular y con tantos equipos que pierden puntos, para un equipo que esté fuerte y haber despuntado". En cuanto a las aspiraciones del cuadro que dirige Albert Ferrer apuntó que "querer se quiere" alcanzar el play off, si bien "hay que demostrarlo".

"En los dos últimos partidos hemos demostrado que sí, que el equipo está compitiendo bien, que a lo mejor no juega tan vistoso y no crea tantas ocasiones, pero en defensa está bien y estamos creando ocasiones de gol. Las cosas están bien y hay que seguir así", expresó. Con todo, y a pesar de conseguir dos triunfos consecutivos después de ocho meses, Raúl Bravo optó por no lanzar las campanas al vuelo, puesto que el Córdoba sigue "en puesto de nadie". "No estamos ni abajo ni arriba", por lo que "el momento que vive el equipo lo definiría como incompleto". En referencia al próximo encuentro y al rival, afirmó que "todos los partidos son igual de difíciles y fuera de casa aún más", aunque sí destacó que el Hércules es una escuadra hecha "para estar arriba y por circunstancias está ahí (cerca del descenso)". "Es una de las últimas oportunidades que tienen para engancharse al tren y van a ir a muerte para poder hacerlo", agregó.

En el aspecto personal se mostró contento, ya que "venía en los últimos años jugando pocos partidos por el tema de las lesiones". "Uno hace lo que quiere, que es jugar al fútbol. Tengo el reconocimiento de la gente, el cariño, y el entrenador confía en mí", arguyó para concluir que "al final todo es positivo". De sus molestias en el duelo con el Alcorcón aseguró que notó problemas en los isquios, momento en que bromeó: "No sé si por el calor que hacía o por la edad, acababa de cumplir 33 años". Después, mostró su deseo de aguantar todavía unas temporadas más. "Quiero jugar hasta los 39 o los 40. Físico siempre he tenido, hasta que aguanten las piernas voy a intentar jugar. Si alguien me quiere…", zanjó también con tono simpático.

Etiquetas
stats