La prueba del ‘nueve’: competencia para la punta

Erik, Andrés y Piovaccari, los tres delanteros del Córdoba | MADERO CUBERO

Sólo puede quedar uno. Como si de Los inmortales se tratara, pero con tintes mucho menos dramáticos por supuesto. Tres hombres pugnan por lograr el rol principal en la escena, lo cual no significa que sea el único. Transcurridas cinco jornadas de Liga, a las que han de sumarse un encuentro de Copa, el Córdoba continúa sin su referente ofensivo. Un papel éste al que aspira una terna de jugadores muy diferentes entre sí. Son Federico Piovaccari, Erik Expósito y Andrés Martín, quienes por el momento se turnan en la titularidad. Tanto si actúan de inicio como si lo hacen tras partir desde el banquillo, todos tratan de convencer a José Ramón Sandoval. Por ahora, sin embargo, el técnico busca, como en otras parcelas, al más delantero más indicado para ocupar la punta de ataque. Es la prueba del nueve.

En realidad, la definición de una referencia en la línea de vanguardia viene dificultada esta campaña por las circunstancias. La complejidad del mercado de fichajes para el club este verano hizo que el equipo arrancara la temporada sin delantero. Porque en el primer equipo no lo tenía, tras las salidas de Sergi Guardiola, Jona y Quiles -amén del cedido Eneko Jáuregi-, y porque Andrés Martín debía cumplir sanción. Esto último fue consecuencia del amargo final del anterior curso de filial, que acabó con su descenso a Tercera y una polémica. Mientras, la entidad califal procuró encontrar efectivos con una limitada capacidad de movimiento y bajo la atenta mirada de LaLiga. Consiguió la contratación de Piovaccari. Pero el italiano llegó apurado para entrar en el primer once del campeonato de Liga. Jovanovic asumió la responsabilidad y estrenó el casillero de goles del Córdoba.

Ante el Numancia, el propio Piovaccari disputó sus primeros minutos, que se elevaron hasta la media hora en la segunda jornada. En la visita del Oviedo, de nuevo saltó desde el banquillo. En aquel encuentro logró marcar, aunque su tanto no sirviera de mucho, y provocó un penalti que Álvaro Aguado no acertó a materializar. Entonces aguardaba aún Andrés Martín, todavía ausente por sanción, y no había llegado Erik Expósito. El canario firmó con el cuadro califal la última jornada del mercado, lo que le impidió por tanto estar para una tercera jornada de Liga en la que el italiano se hizo al fin con la titularidad. Fue quizá el momento más inoportuno, ya que contaba con unas molestias que le condujeron a jugar infiltrado. Además, el Córdoba completó una muy negativa actuación. Ocurrió en Albacete (3-0).

La siguiente fecha del campeonato de Segunda A trajo consigo el debut de Erik, quien llegó cedido de Las Palmas. Su papel ante el Alcorcón fue discreto, si bien el duelo en general fue poco vistoso. A Piovaccari le tocó saltar otra vez desde el banquillo el día en que Andrés Martín debutaba con el primer equipo. El sevillano estuvo a punto de hacer su primer gol ante los madrileños, pero no estuvo fino para cazar un buen centro de Fernández. Empate a cero y se acabó. Sí que vio puerta en Copa, ante el Nàstic, de forma que terminó de reivindicarse como un futbolista que desea ser uno más en el vestuario blanquiverde. Por su parte, el italiano anotó su segundo tanto de la campaña aun cuando salió al verde en el minuto 74. Llegados a este punto, el último, que fue el primero en jugar de los tres, cobraba ventaja en la lucha por el puesto de referencia en la parcela ofensiva del Córdoba.

Sin embargo, José Ramón Sandoval decidió apostar por el joven Andrés Martín para el choque con el Málaga en La Rosaleda. Y Piovaccari se vio fuera de la convocatoria. El sevillano llegó a gozar de una ocasión para buscar la portería rival tras un servicio de Jovanovic. Quizá la falta de experiencia le restó diligencia y provocó que perdiera el balón. Así, en el minuto 57 el técnico optó por dar entrada a un Erik que poco pudo hacer ante un rival muy bien armado atrás. Fue la tercera jornada consecutiva sin ver puerta del Córdoba, que cayó con estrépito (3-0). Ahora, el preparador madrileño ha de resolver la duda acerca del elegido para buscar el gol ante el Tenerife. El conjunto chicharrero vista El Arcángel el sábado (20:30) y ha de ser para los califales la víctima propicia para alcanzar su primer triunfo liguero. En ello está todo el equipo, que espera las dianas de sus atacantes. Estos, mientras, pugnan por ser el referente ofensivo. Es la prueba del nueve.

Etiquetas
stats