La otra primera vez de Joaqui

Joaqui celebra con Pablo del Moral su gol en Valdepeñas | CÓRDOBA PATRIMONIO

Cada vez es menos esporádica o anecdótica su presencia. Aún desconoce qué es ser titular pero poco le importa. Tampoco goza normalmente de minutos trascendentales, sólo sobre el papel. Sin embargo, participa con una frecuencia creciente en el primer equipo. Un hecho éste al que desde el sábado suma otro logro a su corta edad. Sabe ya lo que es marcar un gol en la considerada mejor liga del mundo. Tiene 19 años y es un futbolista prometedor, de lo que es consciente. Pero mantiene los pies en la tierra. Lo cierto es que, no puede ser de otra forma, el protagonista del último encuentro del Córdoba Patrimonio de la Humanidad es Joaqui. Básicamente por la circunstancia de estrenar su cuenta anotadora en Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). El contrapunto a su alegría es la derrota que sufriera el conjunto blanquiverde ante el Viña Albali Valdepeñas (7-4).

Desde pretemporada comienza a tener nombre propio dentro del proyecto de un club cuya intención es continuar con el sello de la provincia en todo momento -esto es a lo largo de los años, como hasta ahora-. Entonces tenía sus primeras oportunidades en los distintos amistosos, como les sucedía también a sus compañeros de categorías inferiores Víctor Areales y Pedro. A pesar de sus 18 años, en aquel momento, dejaba destellos interesantes. Quizá por este motivo es, de los tres canteranos, el que más confianza recibe por ahora por parte del técnico del primer plantel, Josan González. La situación la describen perfectamente sus números: en lo que va de temporada disputó siete choques oficiales, seis de Primera y uno más de Copa del Rey. Aun así, el mejor momento más allá de su debut en la máxima categoría -y quizá por encima de éste- se produjo el sábado en el Pabellón Virgen de la Cabeza.

Es verdad que el marcador mostraba un contundente 6-0 en contra del cuadro califal pero no menos que siempre gusta ver puerta. Sobre todo cuando es la primera vez en un determinado sentido. Como que llegara en la mejor liga del mundo. De ello puede presumir ya Joaquín Herrero, con apenas 19 años y mucho camino por delante. “Me ha hecho mucha ilusión, no me lo esperaba. Ha sido un gol de media vuelta un poco raro”, expresó el joven futbolista después del partido. Por supuesto, el ala se mostró “muy contento” pero con los pies en la tierra. Muchas veces la prisa termina por agotar un talento que parece desbordante. Ocurre no pocas veces en el deporte y tal vez por ello el canterano del Córdoba Patrimonio de la Humanidad prefiera abogar, como hizo en Valdepeñas, por la serenidad. “Ésa es mi ilusión, trabajar día a día (para estar ahí). Sé que soy todavía muy joven para conseguir mi objetivo, que es ser jugador de este equipo”, comentó con gran madurez.

Al jugador se le cuestionó, en relación a la última respuesta, por su crecimiento poco a poco dentro del primer plantel y por si cree afianzarse con el pensamiento a un plazo más largo. Una circunstancia la primera por la que fue preguntado más directamente unos segundos antes. “Estoy muy contento porque cada vez tengo más partidos y más minutos, que intento aprovechar y jugar lo mejor que sé”, indicó de primeras. “Hoy he marcado un gol del que estoy muy orgulloso pero no ha podido ser la victoria, que es lo más importante para el equipo”, añadió Joaqui en otra demostración de su claridad de ideas a los 19 años y como promesa rompiente. El joven ala tuvo tiempo, además, para lamentar la derrota ante el Viña Albali tras considerar que “no ha sido justo el resultado (3-0) al descanso”. “El equipo ha estado bien. Ya en la segunda parte se ha roto un poco más el partido y han llegado más goles”, agregó en su análisis.

Etiquetas
stats