La primera consecuencia: “Chapi” Ferrer, renovado

Albert Ferrer, antes del Córdoba-Mallorca. FOTO: ÁLVARO CARMONA
El entrenador catalán tenía estipulada en su contrato la continuidad si alcanzaba el play off de ascenso

La entrada en las eliminatorias por el ascenso a Primera División ha traído su primera consecuencia: Albert Ferrer seguirá siendo entrenador del Córdoba la próxima temporada. Al menos, tiene contrato en vigor. Otro asunto será si el catalán prefiere cambiar de aires o si llega alguna oferta interesante de un club que abone una cantidad al club blanquiverde por los servicios del técnico. En el momento actual, obviamente, todas esas cuestiones quedan en un segundo plano. La posibilidad de hacer historia con el Córdoba, que no juega en Primera División desde hace 42 años, aglutina toda la atención del entrenador y de los jugadores. Esta hazaña da lustre a su expediente deportivo y revaloriza al alza su caché.

Con los cinco sentidos puestos en el duelo del próximo miércoles (El Arcángel, 20:00 horas, Canal Plus) ante el Real Murcia, "Chapi" Ferrer -que cumplió esta pasada semana 44 años- ha obviado cualquier referencia a este aspecto y al interés del Real Betis por contar con sus servicios, aireado en distintos medios de comunicación andaluces. El club hispalense, que jugará la próxima temporada en Segunda División, tiene entre sus posibles objetivos para el banquillo al actual entrenador del Córdoba y a Sergi Barjuán, del Recreativo de Huelva. Ferrer, cuyo contrato contenía una cláusula de renovación automática en caso de alcanzar el play off, debutaba como entrenador en España en El Arcángel. Desde que se retiró como jugador, en 2003, sólo había dirigido por un espacio de seis meses al conjunto holandés del Vitesse.

Ferrer se hizo cargo del Córdoba como sustituto de Pablo Villa en la jornada 27, después de un paréntesis en el que Luis Miguel Carrión -segundo de Villa y miembro del grupo actual- dirigió al equipo en Soria ante el Numancia (3-0). Llegó con el objetivo de conseguir la clasificación para el play off, del que le separaban dos puntos, y las primeras semanas resultaron frustrantes por los resultados, especialmente al calor del hogar. El equipo se atrancó en El Arcángel y vio cerca la zona peligrosa, aunque el catalán siempre mantuvo el optimismo y declaró que su postura era "mirar hacia arriba". Una espectacular racha de resultados en los desplazamientos permitió al Córdoba llegar a las últimas jornadas con unas opciones que supo rentabilizar. Con Ferrer, el Córdoba sumó 27 de los últimos 48 puntos. Los 61 finales le han permitido alcanzar la última plaza del play off, la séptima -el Barcelona B no cuenta para las eliminatorias por su condición de filial-, y afrontar la segunda cita de este calibre en los últimos tres años.

Etiquetas
stats