Preparado para la guerra

Héctor Rodas cubre el balón ante un jugador del Marbella. | MARBELLA24HORAS
El Córdoba muestra un buen repertorio de armas ante el Marbella (1-3) y encara con notables sensaciones su estreno en Liga | Rodri sacia su hambre de gol con dos tantos y Pedro Ríos le acompaña

Uno de los más repetidos tópicos del fútbol dice que poco importan los resultados en pretemporada. Es cierto, pero no del todo. Que interesan más las sensaciones. Y ésa si es una verdad. En ambos aspectos termina feliz el Córdoba su cursillo intensivo de preparación, el que todos los equipos realizan en período estival, de cara al examen. Un control, como se le llama coloquialmente en edades tempranas, que en realidad es la enumeración de muchos. Un total de 42, los partidos que conforman el campeonato de Liga en Segunda. El que está a la vuelta de la esquina. El sábado que viene llega el Tenerife a El Arcángel, donde comienza el largo conflicto. Bueno es el ánimo para el conjunto blanquiverde ante la primera batalla, pues ganó con soltura y además se gustó por momentos en su último encuentro veraniego. La escuadra de José Luis Oltra se impuso por 1-3 al Marbella en un ya tradicional choque en los meses de calor. Lo hizo merced a dos tantos de Rodri, que quiere ser goleador, y de Pedro, que sigue a lo suyo. Pero también a muchos otros factores. Uno es Juli. En definitiva, el cuadro califal demostró en la Costa del Sol que está preparado para la guerra.

El Córdoba partió de inicio con el que, presumiblemente, será su once en el inicio de campaña. Era de esperar, ya que el siguiente duelo en el horizonte para los de José Luis Oltra es de los que tienen valor. De tres puntos, en concreto. La diferencia con otros choques, en cuanto al juego, fue clara. Estuvo mejor definida. También hay que tener en cuenta que el rival era de una categoría inferior. Eso sí, la inferioridad que se le presuponía no impidió al Marbella salir sin complejos al terreno de juego. Aunque fue el conjunto blanquiverde el que tomó la iniciativa en lo que se refiere a la actitud ofensiva. En una rápida salida al ataque, Antoñito buscó el centro y en junto a la más chica de las áreas remató Rodri. Despejó Bernabé y sin embargo Juli insistió. Tuvo que aparecer un zaguero local para salvar bajo palos el primer tanto visitante. Los califales estaban con ganas y al tercer minuto intentó el gol de nuevo. Quién si no, Juli. Su disparo se marchó alto, pero por muy poco.

El futbolista alcoyano ofreció un auténtico recital de entrega y también de calidad. Una aportación que supieron recoger y complementar Alfaro, Pedro Ríos -otro hombre de juventud perenne- y Rodri. También los hombres de la medular, con un cada vez más acertado Edu Ramos. En el 13 el Marbella trató de responder tras una pérdida de balón de su rival. Okoye mandó el balón muy cerca del palo de la portería de Kieszek. Quizá al Córdoba le faltaba entonces algo más de posesión en un partido disputado y atractivo, pero gozaba de mucho mayor criterio. Era el escritor en apogeo creativo. Y además buscador de argumentos empedernido. Como Juli, la pluma que en casi todas las páginas tintaba con acierto. En el minuto 24, el alicantino recibió de Alfaro tras una recuperación suya y progresó veloz para, en la frontal del área y con todo a su favor, ceder a Rodri, que abrió el marcador. Había entendimiento entre hombres de banda y atacantes. Lo que se demostró de nuevo en el 40. Apareció otra vez el ex del Alavés, que recogió un gran pase al hueco y al flanco izquierdo de Alfaro. La daga veterana ganó línea de fondo y envió un servicio infalible al segundo palo, donde surgió la pierna hambrienta de Pedro Ríos.

Entre Ríos anduvo el juego en materia goleadora en el primer acto, que concluyó con ese 0-2 en el tanteador. También en la reanudación, que comenzó con un primer intento fallido de Alfaro y un amago de intento de aviso de Delmonte. Su disparo de falta se perdió lejos de la portería blanquiverde. El partido pareció abrirse por unos minutos, pero nada más lejos de la realidad. El Córdoba, además de criterio con el esférico, lo tuviera mucho o poco, y a la verticalidad y el juego combinativo añadió a su hoja de ruta la posesión. Del control pasó al dominio y Alfaro y Rodri, los dos ex del Pucela, volvieron a compartir el camino al gol. El primero lo vio claro desde la derecha y sacó un centro medido. El segundo simplemente aguardó y sin siquiera detener el balón lo mandó al interior de la meta de Bernabé. Un 0-3 agradable a la vista. Como por momentos, muchos, del equipo de Oltra.

Con ese marcador tan amplio el cuadro califal cambió el ritmo y la idea. Era momento de levantar ligeramente el pie del acelerador. El Marbella, combativo en todo momento, buscó adecentar el resultado en su presentación. Nafti realizó varios cambios y su batallón empezó a dividir el partido, aunque tampoco le permitió demasiado, en ataque, el conjunto cordobesista. Además, la zaga estaba aplicada. Otro apunte más a la columna de las cosas buenas. Pero en el 71, un destello deslumbró a Kieszek. Asier Goti tomó el cuero, avanzó y desde la media luna se preparó para lanzar un zurdazo imposible de detener. La pelota a la escuadra y el 1-3 al tanteador.

Tras el gol los marbellíes intentaron reducir todavía más las distancias. Y se dejaron ver con mayor asiduidad y una pizca más de peligro por el área visitante. Pero no fue suficiente. El Córdoba se mostró solvente atrás. Eso sí, ya había decidido no mirar con tanta soltura la portería de Bernabé. En los últimos instantes de partido la jugada más reseñable fue una aparición salvadora de Antoñito, en el interior del área, para repeler un tiro de Despotovic que, con casi total seguridad, habría terminado en el fondo de las mallas de la meta defendida por Pawel Kieszek. El final del choque quizá no resultó brillante, pero lo cierto es que el equipo de Oltra cerró como debía el último test antes de lo que verdaderamente importa. Cierto es que se trataba de un rival de Segunda B, pero otros, e incluso el propio conjunto blanquiverde, ceden ante adversarios mal entendidos menores. El cuadro califal, al menos por su evolución y su nota global, está preparado para la guerra.

FICHA TÉCNICA

MARBELLA FC, 1: Bernabé, Carlos Julio (David, 62´), Marcos Ruiz (Diana, 82´), Delmonte (Álex Serrano, 72´), Andrés Sánchez (Caros Neva, 82´), Lolo González (Graxa, 65´), Víctor (Bilal, 45´), Okoye (Niko, 77´), Beitia, Asier Goti y Chaco (Despotovic, 62´).

CÓRDOBA CF, 3: Kieszek, Antoñito, Deivid, Héctor Rodas, Cisma, Pedro Ríos (Guille Donoso, 72´), Luso, Edu Ramos (Borja Domínguez, 72´), Juli, Alfaro (Samu de los Reyes, 85´) y Rodri (Pineda, 72´).

ÁRBITRO: Juan Manuel Ruiz Aguilera (Colegio Malagueño). Mostró cartulina amarilla al visitante Juli.

GOLES: 0-1 (24´) Rodri. 0-2 (40´) Pedro Ríos. 0-3 (56´) Rodri. 1-3 (71´) Asier Goti.

INCIDENCIAS: Último partido de pretemporada del Córdoba, disputado en el Municipal de Marbella.

Etiquetas
stats