“Nos pesó la obligación de ganar”

Maca, en el partido Córdoba-Ribera Navarra en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

“Era el día de haber dado un golpe de autoridad”, dijo sin cortapisas Miguel Ángel Martínez Maca, entrenador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que lamentó la ocasión perdida ante el Aspil Jumpers Ribera Navarra ya que “si no les ganamos en las circunstancias en las que estaban, difícilmente lo lograremos otra vez”. El 3-3 que señaló el marcador al final del choque mantiene la diferencia con respecto a los navarros en la clasificación, pero deja un regusto inquietante en las filas blanquiverdes.

“Me quedo con la sensación de que nos ha pesado un poco la obligación de ganar este partido por jugar en casa”, ante un Aspil que “estaban muy condicionado por las bajas y por detrás de nosotros”, dijo Maca ante los periodistas al final del partido. “Esta situación de partido no hemos sabido gestionarla”, admitió el técnico, que puso el acento en una realidad: “Nos soltamos más y jugamos mejor cuando no hay miedo al resultado. Hoy lo ha habido”. “Eso y algunas cuestiones puntuales nos han llevado a este resultado”, apostilló.

Los fallos en defensa aparecieron en el peor momento. “En el segundo gol hay un error de la colocación de la barrera, lo hablamos esta semana y nos pasó en Jaén, y estoy enojado”, expresó Maca, que advirtió de que tomará medidas. “Tenemos que corregir eso porque hemos marcado unas pautas muy claras para defender esas jugadas y no se han hecho”, manifestó en la sala de prensa de Vista Alegre.

La oportunidad que se marchó fue inmejorable para el Córdoba Patrimonio, que podía haber abierto brecha con los puestos de descenso en caso de haber sumado la victoria. “Creo que ellos estaban muy desgastados, deficitarios en el tema de las rotaciones, pero estábamos en una situación de partido como dormido, con ocasiones esporádicas pero no en un torrente como en otras oportunidades”, lamentó Maca, que resaltó que no fueron “ese equipo de otras veces”.

Etiquetas
stats