Paco Bustos: “Solo tengo palabras de agradecimiento a todos”

Paco Bustos, en una imagen de archivo | ÁNGEL XIMÉNEZ

Guerrero, valiente, espartano... Todos los calificativos que existen en la lengua española son insuficientes para describir a una persona que ha sufrido enormemente el Covid-19 incluso estando en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) varios días. Esta pandemia que acecha a la sociedad española desde el pasado mes de marzo se ha llevado la vida de miles y miles de seres humanos, aunque Paco Bustos lo ha vencido y por goleada. El técnico del Ángel Ximénez de Puente Genil ha salido del hospital después de un largo periplo con la enfermedad y puede decir con la boca llena que ha vencido al coronavirus. De hecho, el entrenador está a la espera de que el médico le de el alta obligatoria para volver al 40x20 del Pabellón Deportivo Alcalde Miguel Salas con sus pupilos. “Solo tengo palabras de agradecimiento a todos”, explica a CORDÓPOLIS.

De hecho, la batalla comenzó hace casi un mes cuando estuvo en contacto directo con una persona que portaba el virus. “Todo esto empezó el día 7 de octubre cuando un jugador se siente mal durante un entrenamiento y da positivo, obligando a todo el personal deportivo a guardar cuarentena en nuestras casas”, a partir de aquí “comienzan las pruebas y empiezo a sentirme mal, parecía que todo iba a quedar en síntomas no muy graves, pero cada vez me siento peor y tengo que trasladarme al hospital. Allí me quedo ingresado y paso a la UCI. Gracias a dios, con el tratamiento y el trato ejemplar del hospital, he tenido la suerte de evolucionar bien, pasar a planta y salir de allí”, explica un técnico que admite estar siguiendo las indicaciones de los médicos en todo momento. “Tanto anímica como físicamente voy cada vez mejor, sobre todo desde que me dieron el alta y estoy en mi casa. Creo que ha sido mano de santo verme aquí con mi mujer y mi hija”, añade.

Por otro lado, las muestras de cariño que tanto todos los componentes del Ángel Ximénez como el deporte cordobés han mostrado en las últimas semanas ha ayudado y mucho a Paco Bustos en su recuperación. “Los compañeros y directivos me han tratado como si fuese de su familia. Solo tengo palabras de agradecimiento para los jugadores y la forma de afrontar la situación”, además de que “el cuerpo técnico, con Miguel y Agus, han dado un paso al frente y se han comportado como la copa de un pino. Asimismo resaltar el papel de Pepino que ha estado en todo contacto con mis seres queridos. En general se han comportado como lo que es el Ángel Ximénez, una familia y solo tengo palabras de agradecimiento a todos”, asevera un entrenador que recordó a dos personas en especial durante su enfermedad. “Mi familia ha sido el pilar más importante. Cuando pasa algo así, todo se traslada a un segundo plano. Mi mujer y mi hija han sido mi apoyo más importante y el pensamiento sobre ellas ha estado en mi cabeza siempre”, resalta.

Sin embargo, ahora que la recuperación total está a la vuelta de la esquina, Paco Bustos ya piensa en volver a la pista para dirigir a sus jugadores. “Ya estoy mucho más conectado con el balonmano, siempre siguiendo las directrices del médico y dentro de mis posibilidades”, afirma un técnico que estará muy pendiente del trabajo que harán sus pupilos en el encuentro ante el Nava. “El planteamiento es sufrir en el partido de hoy mucho, aunque yo creo que conseguiremos los puntos porque los jugadores se lo merecen. Estoy seguro que, a pesar de las circunstancias del Covid-19, se van a adaptar y vamos a sacar adelante el equipo. A partir de ahí, la semana que viene tengo el martes una cita con el médico y el miércoles también me comunican si me dan el alta para incorporarme poco a poco a los entrenamientos. Después tenemos que seguir trabajando, que es lo que nos gusta, e intentar conseguir los máximos puntos en la primera vuelta para intentar lograr nuestros objetivos marcados”, apunta un Paco Bustos que ha vuelto y más fuerte que nunca.

Etiquetas
stats