Pablo Tamba, rey de Europa

.

Apunten su apellido. Como en su día llegaron los Gasol, y posteriormente los Hernangómez, los Tamba se abren paso ahora en el baloncesto español. Dos hermanos de Puente Genil que han conseguido tocar el techo de Europa en apenas unas semanas. Así, el título más reciente ha llegado de la mano de Pablo Tamba, el menor de la saga, que ha firmado el oro con España U-16 en el campeonato continental celebrado en Udine (Italia) y que se une al primer puesto del podio al que se subió también recientemente en el Festival Olímpico de la Juventud de Bakú 2019.

El jugador pontanés fue de menos a más a nivel individual en un torneo en el que España apenas encontró oposición. De hecho, la fase de grupos fue un auténtico monopolio nacional, con un estreno ajustado frente a Macedonia (57-61) para desquitarse a continuación contra Letonia (87-51) en un duelo que supuso además el estreno anotador del cordobés, con 5 puntos. Asimismo, la primera fase y la consolidación del primer puesto en el Grupo B se cerró con otro claro triunfo ante Israel (55-74), en el que Tamba firmó 2 puntos y 3 rebotes.

La trayectoria continuaba en positivo para el combinado español, que tuvo que sudar mucho para doblegar a Alemania en octavos de final por 62-60, al igual que en cuartos frente a Serbia, donde la diferencia fue aún más ajustada (72-71). La participación del canterano del Unicaja resultó más testimonial en esos dos partidos, aunque para el equipo en global les sirvieron para ganar confianza de cara a la recta decisiva. Rusia sería el último escollo antes de la pelea por el oro, que España superó por 53-81, de nuevo con Tamba siendo importante en materia defensiva gracias a su aportación en rebotes, asistencias y robos.

Por último, únicamente Francia separaba a los de Dani Miret del oro. Un adversario que era claramente el gran favorito para alzarse con el título, con un equipo cargado de talento y de un nivel físico asombroso, pero ante el que los españoles pusieron más orgullo, sacando a relucir su mejor versión desde el primer instante. De hecho, al descanso el resultado ya era de 20-32. Una ventaja que incluso llegó a alcanzar los 20 puntos mediado el tercer periodo. Los franceses trataron de recortar distancias en busca de la heroica en el último cuarto, aunque la diferencia ya resultó decisiva para España (61-70).

En este sentido, el cordobés se proclamaba campeón de Europa U-16. Un metal histórico para el deportista de Puente Genil que, además del mencionado primer puesto conquistado hace unas semanas en Bakú, se une al campeonato logrado en Grecia por su hermano mayor Ismael, igualmente canterano del cuadro malagueño, con la selección española U-18. Dos generaciones de hermanos que han firmado un hito pocas veces visto en el deporte español de formación, pero que quedará para siempre grabado en la historia. Y con el sello de Córdoba. La delegación provincial la completó Miguel Ángel Aguayo como médico y miembro del cuadro técnico.

Etiquetas
Publicado el
18 de agosto de 2019 - 00:55 h
stats