Pablo Alfaro quiere más: el descanso se hace de rogar

Pablo Alfaro, en un entrenamiento del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Muy diferente es el ambiente, hoy por hoy, en El Arcángel. No es tanto por el cambio de entrenador sino por lo que en realidad manda en el fútbol -como en cualquier otro deporte pero mucho más en éste-. Los resultados acompañan de nuevo y eso, claro está, permite seguir adelante con más alegría e ilusión. Es lo que sucede actualmente en el Córdoba y resulta lógico pues el equipo encadena tres victorias, dos en el curso liguero y otra en Copa del Rey. Pero todo logro tiene causa y también puede conllevar una determinada consecuencia. También se encuentra en dicha situación el conjunto blanquiverde, para cuya plantilla se hacen de rogar las vacaciones. Como mínimo, tres o cuatro días van a tener que esperar los jugadores para cerrar etapa antes de iniciar la nueva, ya de cara al próximo año.

De entrada, el nuevo técnico califal, Pablo Alfaro, desea aprovechar cada oportunidad de avanzar en el conocimiento mutuo con sus futbolistas para hacerlo. Por tal motivo, el aragonés apueste por realizar unas sesiones más antes del descanso por Navidad. En este sentido tiene su relevancia también el hecho de que la campaña de Segunda B, todavía en su primera fase, concluya esta vez de manera bastante anticipada. Sin jornada el fin de semana previo a Nochebuena, las vacaciones serían quizá excesivas. Y el entrenador considera que no hay tiempo que perder para mejorar en conceptos para volver con tanta energía como con la que se marcha el conjunto blanquiverde. Curiosamente, la planificación del período de inactividad se complica con la victoria ante el Albacete. Básicamente porque el retorno a la competición se adelanta.

“Vamos a estar unos días más entrenando. Ya les he dicho que me han complicado un poco porque en vez de volver a competir el 10 de enero lo hacemos antes, el 6 de enero”, expuso Pablo Alfaro en su comparecencia posterior al choque con el cuadro manchego. Así es, la clasificación para la segunda ronda de la Copa del Rey tiene como causa el trabajo concienzudo del entrenador con sus jugadores pero también la consecuencia de que las vacaciones van a ser distintas a las habituales. Aun así, el conjunto blanquiverde tiene tiempo suficiente por delante para descansar. Lo cierto es que con la continuidad en el torneo del KO el regreso al césped se produce en torno al día de Reyes -5, 6 o 7 de enero- y esto significa que el calendario se comprime. No es que preocupe demasiado este hecho al zaragozano.

El preparador del Córdoba bromeó respecto de este asunto al asegurar que “se han ganado que les dé unas vacaciones, es una situación complicada”. “Los tendremos en cuenta, lógicamente”, añadió acto seguido para dejar claro que no pretende mantener sin descanso a nadie -también porque no es posible normativamente-. Ahora, su idea es entrenar hasta el domingo o el lunes, aproximadamente, con el fin de mejorar aún más. Y estar pendiente del próximo rival de Copa del Rey, que se va a conocer, si no se da ningún contratiempo, el viernes. “Tendremos que esperar el bombo (del sorteo) y al final es otra ilusión diferente, nueva. Nos alimenta todo esto”, expresó acerca de la clasificación en el torneo del KO. “Se han ganado el descanso pero durante unos días vamos a seguir trabajando para planificarlo bien y para que el descanso no sea ni más ni menos de lo que tiene que ser”, concluyó sobre el tiempo vacacional.

Etiquetas
stats