Notable a pesar de todo

Los jugadores del Córdoba celebran un gol ante El Ejido | ÁLEX GALLEGOS

Llegó el momento de las notas, aunque no todo está dicho. La vacaciones invernales pueden servir para hacer un balance y así saber cuál ha sido el rendimiento académico o, en este caso, deportivo. De hecho, la temporada comenzó de manera fulgurante, pero una mala racha justo en el ecuador obligó a tomar decisiones drásticas. Así fue como el Córdoba decidió prescindir de los servicios de Juan Sabas y contar con Pablo Alfaro para llevar el mando de la primera plantilla blanquiverde. El maño debía reanimar a un paciente que amenazaba con entrar en puestos de descenso a Tercera División -quinta categoría del fútbol español a lo largo del próximo año- y lo consiguió a la perfección. El licenciado en Medicina logró despertar de su letargo al conjunto califa, consiguiendo dos victorias consecutivas en la competición regular, además de pasar de ronda en la Copa del Rey ante el Albacete, club que compite en Segunda División (1-0).

Y es que la pandemia trastocó los planes a todo el mundo, incluido el club blanquiverde. El Córdoba firmó a Juan Sabas para la temporada pasada con el objetivo de cambiar el rumbo impuesto por, aquel entonces, Raúl Agné. Sin embargo, el Covid-19 obligó a suspender su debut hasta la actual campaña. Gracias a esto, el técnico madrileño logró un inicio fulgurante en un nuevo año en Segunda División B, encadenando dos victorias ante Lorca Deportiva (1-0) y Yeclano Deportivo (1-3). Aun así, la plantilla mostraba unas carencias muy señaladas y se empezaron a notar en las cuatro jornadas posteriores, ya que la entidad cordobesa consiguió dos puntos de doce posibles tras los empates ante UCAM Murcia (0-0) y Recreativo Granada (1-1); y las derrotas frente al Sevilla Atlético (1-2) y Linares Deportivo (2-0). Esta sucesión de malos resultados desencadenó que la directiva blanquiverde se viera obligada a rescindir de Juan Sabas como técnico del primer plantel.

Por ello, la cúpula del club decidió contratar a Pablo Alfaro y su llegada fue un aire fresco para la plantilla cordobesa. El Córdoba se encontraba inmerso en la lucha por salir de la zona de descenso y el maño tenía una final ante el Real Murcia en el Estadio Enrique Roca, apenas tres días después de firmar su flamante contrato. Por ello, el nuevo entrenador sorprendió con un once inicial muy parecido al que optaría Juan Sabas, pero con una mentalidad totalmente opuesta. Con eso y la calidad individual que contiene la escuadra, Alfaro debutó con un triunfo vital (0-1) para las aspiraciones de los blanquiverdes. Aun así, el licenciado en Medicina debía refrendar las buenas sensaciones ante El Ejido en el último partido liguero del año. Por ello, el plantel califa consiguió encadenar su segunda victoria consecutiva ante El Ejido (4-0) tras un dominio claro por parte del club local. Tras colocarse segundos en la tabla clasificatoria dentro del Grupo IV-B, el Córdoba afrontaba el cierre del 2.020 recibiendo en la primera ronda de la Copa del Rey al Albacete. Un rival de Segunda División que se vio superado por la entidad cordobesa y fue apeado del torneo del K.O gracias a un solitario gol de Boyomo en propia puerta (1-0).

Con esta montaña rusa de sensaciones, el Córdoba ha acabado el año siendo segundo clasificado de un Grupo IV-B liderado, sin oposición aparente, por el UCAM Murcia. El plantel de José María Salmerón aventaja en tres puntos al conjunto blanquiverde, aunque actualmente está inmerso en una mala racha. La derrota en la última jornada liguera ante el Real Murcia (2-1), gran rival de los universitarios, y la eliminación de la Copa del Rey frente al Real Betis (0-2) abre un mar de dudas para los murcianos que deberán reconducir su camino en el próximo año. Acompañándole en la promoción de ascenso se encuentra la gran sorpresa de la competición. El Linares Deportivo se encuentra emparejado a puntos con el plantel califa y acumula cinco encuentros sin conocer la derrota. Siguiendo muy de cerca la posibilidad de ascender a Segunda División están tanto Real Murcia como Recreativo Granda con 13 puntos y a tan solo uno de la tercera posición ocupada por la escuadra minera.

Por otro lado, la buena racha que está cosechando el Córdoba desde la llegada de Pablo Alfaro al banquillo ha hecho que el club blanquiverde sea el segundo equipo más goleador del Grupo IV, empatados a once tantos con Marbella y Recreativo de Huelva. Ambos clubes están inmersos en el subgrupo A y no están rindiendo dentro de lo esperado, ya que Algeciras -con 19 puntos y un partido menos que el resto-, San Fernando y Atlético Sanluqueño se encuentran situados en las tres primeras posiciones, respectivamente. Mientras que el plantel marbellí está actualmente peleando por salir del descenso a tan solo un punto del club onubense. Un grupo muy igualado que deberá esperar a la segunda vuelta para saber qué equipos pelearan por subir al fútbol profesional.

Etiquetas
stats